Casi 200.000 usuarios sin luz y cientos de viajeros afectados por retrasos en trenes

Varios aviones no pudieron aterrizar en Santiago y Vigo y tuvieron que ser desviados

.

redacción / Ourense / la voz

Los fuertes vientos fueron la causa de que casi 200.000 usuarios gallegos se quedasen ayer sin luz y de que los árboles y objetos caídos sobre las vías del tren interrumpiesen la circulación en algunos puntos y provocasen numerosos retrasos tanto en las líneas de larga distancia como en las de cercanías. A última hora de ayer tanto Unión Fenosa Distribución como Renfe y ADIF continuaban trabajando para restablecer el servicio.

Fenosa recuperó durante la mañana la conexión eléctrica de 120.000 clientes que se habían quedado sin luz debido a los daños causados por el temporal de la noche. Pese a ello, durante la tarde todavía continuaban los trabajos para resolver las incidencias abiertas, que mantenían sin luz a otros 55.673 clientes. La compañía desplazó a Galicia a personal de Castilla y León y Madrid, y multiplicó por cinco los operarios que trabajan habitualmente en la comunidad gallega para hacer frente a estas incidencias. Las zonas más castigadas fueron el norte de la provincia de Lugo, Santiago y algunas de la provincia de Ourense.

ADIF y Renfe pusieron en marcha un dispositivo especial para normalizar el tráfico ferroviario. La línea entre Ourense y Vigo se mantenía a última hora cortada debido a desprendimientos de catenaria y caída de árboles. Renfe estableció planes alternativos de transporte en algunos servicios, y para ello contrató diez autobuses y 14 taxis. En el resto de las líneas ferroviarias gallegas los trenes circularon con retrasos, que llegaron a ser de varias horas, y en algunos casos fueron necesarios los transbordos por carretera. Renfe reforzó también los servicios de atención a los viajeros para minimizar las molestias.

El temporal también afectó a varios vuelos en los aeropuertos de Vigo y Santiago. Un avión procedente de Madrid con destino a Peinador tuvo que dar vuelta, y lo mismo otros dos vuelos de Madrid a Santiago y un Bilbao-Santiago, mientras que el Gran Canaria-Lavacolla tuvo que ser desviado a Oporto.

«Mi hermana perdió el día de trabajo»

Los pasajeros que durante la mañana de ayer quisieron tomar un tren en la estación de Ourense vivieron momentos de incertidumbre y, en algunos casos, horas de espera. Fue lo que le ocurrió a la hermana de Martín Varela, que se acababa de subir poco antes de la una de la tarde a un tren que esperaba que la llevase a Madrid. No había podido tomar el de las 8.30, cancelado. «Esto es un desastre. Mi hermana se enteró por Twitter de lo que pasaba, durante dos horas no comunicaron nada en la estación. Primero dijeron que podrían subir en el de las 10.30 horas, y hubo gente que cambió billetes, pero luego no, que estaba completo. Tenía que entrar a trabajar a las tres y perdió el día de trabajo», explicaba.

Una estudiante que se dirigía a Madrid no pudo tomar el tren en Guillarei (Tui), según relataba. «Venía un autobús desde Vigo, y a nosotros nos pusieron un taxi hasta Ourense», relataba Gemma González.

«Yo acabo de llegar y me han dicho que el tren a Madrid se retrasaría una hora por el temporal y porque los de Monforte tenían que venir en bus», decía su compañera, Cristina Corbillón.

Clases suspendidas en algunos centros y 25 vacas heridas al caer un tejado

Las actividades escolares en el exterior habían sido suspendidas el día anterior con carácter preventivo, pero algunos colegios se vieron obligados a suspender las clases. Tejados, alpendres, cuadras y carreteras... cientos de infraestructuras fueron dañadas por el fuerte viento.

Barbanza

Un colegio sin cubierta. En el colegio de primaria A Picota, en Mazaricos, el viento arrancó la cubierta del tejado en la parte más nueva del centro, construida en 1999. Hoy se harán obras de urgencia para intentar impermeabilizar las aulas. El problema es que quizás haya que esperar a que se estabilice el tiempo para hacer las obras grandes, aunque el objetivo es parchear todo lo posible para recuperar la actividad en el colegio, a poder ser el lunes.

Marín

Clases suspendidas. A media mañana de ayer se suspendieron las clases en el IES Chan do Monte, de Marín, ante el riesgo de desprendimientos, después de que el viento durante la noche arrancase la cubierta de uno de los bloques de aulas. El destrozo fue de tal magnitud que las planchas y ladrillos del tejado acabaron estrellados en uno de los patios. Ante el temor de que haya más daños, el profesorado y Educación pactaron que tampoco haya clases el lunes.

Lugo

Vacas heridas. En el sur de Lugo, uno de los municipios más afectados fue el de Chantada, donde el viento derribó un establo de paredes de madera en el que se guardaban unas 25 vacas. Algunos animales sufrieron heridas en las patas, provocadas por trozos de uralita del tejado. En ese mismo municipio, el vendaval arrancó una parte del tejado de chapa del mercado ganadero y derribó tres árboles en el parque de la alameda.

Ferrol

Un autobús sin paso. En el municipio de Ferrol, un autobús de pasajeros que se dirigía a primeras horas de la mañana hacia la parroquia de San Xurxo no pudo continuar su trayecto porque la vía estaba interrumpida por dos árboles. Fue necesaria la intervención de los bomberos y los pasajeros fueron transbordados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Casi 200.000 usuarios sin luz y cientos de viajeros afectados por retrasos en trenes