Las cúpulas de las mareas rompen la neutralidad y orientan las votaciones

El censo solo creció en dos mil inscritos desde la incorporación de Podemos Galicia

;
Todo lo que necesitas saber sobre las primarias de En Marea 239 candidatos, 25 listas y casi 9.000 participantes. El viernes conoceremos el resultado de la votación interna de la marea gallega.

santiago / la voz

Todos juntos, sí, pero cada uno mirando por los suyos. Así comienzan hoy a las 8 de la mañana las primarias de las mareas, aplazadas una jornada tras la ruidosa integración de Podemos Galicia. Mañana a medianoche se pondrá el broche final al proceso, pero no a las tensiones, que es casi imposible que no se aviven teniendo en cuenta las condiciones en las que se van a celebrar.

El repetido aforismo de los alcaldes sobre la necesidad de que Podemos se incorporase a su proyecto «en pé de igualdade» tendrá un difícil cumplimiento ante la desidia que están mostrando los inscritos en Podemos, que se están anotando a cuentagotas. Horas antes del polémico tuit de Pablo Iglesias la marea reconocía un censo de más de seis mil inscritos en sus primarias. Ayer por la noche, cinco días después de abrir las compuertas a los militantes morados, el número solo creció hasta los 8.700, lo que significaría que miles de personas que participaron en las últimas decisiones telemáticas de Podemos Galicia -6.000 en la consulta a las bases- le estarían dando la espalda a las primarias de las mareas y, en cierta medida, dejando en la estacada a sus candidatos, que tienen representación en nueve de las 25 listas que concurren.

Ante la posibilidad más que factible de que los candidatos de Podemos se queden sin catar escaños en el Hórreo, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, el gran derrotado en las negociaciones de la pasada semana, ha lanzado una campaña interna animando a «teñir de morado» la marea gallega. Esta nueva injerencia de Madrid ha sentado mal al entorno nacionalista y de Esquerda Unida, pero también ha indignado a Paula Quinteiro, consejera de Podemos Galicia que antes de la integración ya había presentado una lista. En su caso, habla de un «exercicio de colonización» lejano al espíritu del partido instrumental.

En estos movimientos lo que subyace de fondo es una discreta lucha por conseguir padrinos con peso público para decantar votos, y a algunos de los líderes no les está importando mojarse incluso nominalmente. Nada quedó escrito ni en el manifiesto de los alcaldes ni en el documento de la Marea Constituínte de Vigo sobre el papel que le correspondería a los miembros de la coordinadora durante las primarias, pero la neutralidad no les está caracterizando. 

Los alcaldes señalan a los suyos

Desde las mismas cuentas de redes sociales en las que hablan de su vida personal e institucional, los alcaldes también están tratando de orientar el voto hacia determinadas personas y listas con las que guardan sintonía política y que reflejan las distintas sensibilidades del nuevo partido. Entre los regidores, Martiño Noriega se inclina abiertamente por sus colegas de Anova, y por ello reclama el voto para Antón Sánchez, en A Coruña, o David Rodríguez, en Ourense, igual que ha hecho Xosé Manuel Beiras; Yolanda Díaz y Rubén Pérez solo ensalzan las virtudes de los candidatos de A Marea do pobo, plagada de militantes de Esquerda Unida; Xulio Ferreiro y su colaborador Iago Martínez, también miembro de la coordinadora, apuestan por Mar de Todas; y Jorge Suárez, en cambio, da directamente dos nombres (Lorena Dapena y Manuel Castro) que van en distintas listas, afines a Anova y EU respectivamente.

Por la banda de Podemos, los diputados Ánxela Rodríguez y Gómez-Reino están alineados con las listas de En Confluencia Podemos, mientras que Santos lidera una de las cuatro listas de Contigo Podemos que ellos mismos tildan de «oficiales». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Las cúpulas de las mareas rompen la neutralidad y orientan las votaciones