Los críticos del BNG llaman a construir otra organización

Carme Adán y Tereixa Paz, entre las firmantes del manifiesto


santiago / la voz

La mayoría son militantes del BNG, pero no todos. Hasta 64 personas firman el manifiesto que emplaza al frente nacionalista a un urgente cambio de rumbo por el continuado declive electoral. Además del ex portavoz nacional de la organización, Xavier Vence, el documento -que lleva por título Chamamento de Vidán- lo firman otras personas relevantes en el frente. Es el caso de la diputadas autonómicas Carme Adán y Tereixa Paz, esta última una ex militante de la Unión do Pobo Galego (UPG), el partido mayoritario y quien diseña la línea oficial.

El manifiesto cuenta también con el aval de la ex diputada en el Congreso Olaia Fernández Davila, y de Alba Nogueira, profesora universitaria. «O nacionalismo encóntrase nunha encrucillada como non ocorría dende hai décadas. O devalo socio-electoral do BNG chegou a límites insoportábeis para calquera organización política con vocación de transformar a sociedade. A continuidade, frecuencia e profundidade da prolongada desafección de votantes e simpatizantes é concluínte e permite emitir un diagnóstico, onde resulta inescusábel admitir o fin de ciclo da organización nacionalista», arranca el manifiesto.

Lo más relevante del escrito firmado por los críticos es su apuesta inequívoca por una nuevo modelo organizativo que termine con el actual frente, construido en 1982, y en el que la UPG ejerce el papel de partido de vanguardia. «Na actual situación e de cara a un futuro que transcende ao vindeiro proceso electoral correspóndenos a responsabilidade de remover as estruturas actuais do nacionalismo para sentar as bases para unha organización nacionalista de nova planta, sólida, con vocación maioritaria, transversal e que xunte a todas as persoas que teñen Galiza como nación», subrayan los firmantes, quienes emplazan a todas las fuerzas gallegas a actuar con generosidad y altura de miras para la reunificación del proyecto nacionalista sin apriorismos.

Algunos de los firmantes son los que han defendido internamente en el BNG la confluencia con la marea para evitar que el proyecto político nacionalista quede sin representación en las próximas autonómicas. Es el caso de Xavier Vence o de Carme Adán, entre otros, pero la dirección del frente considera que esa es una línea roja que no se debe traspasar.

De hecho, la UPG está abierta a un proceso de reconstrucción del nacionalismo en el que, después de las autonómicas, pueda debatirse sobre muchos aspectos, incluido el modelo organizativo. Pero el partido mayoritario no avala alianzas con fuerzas que tengan su centro de decisión en Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Los críticos del BNG llaman a construir otra organización