Romay Beccaría descarta el copago como fórmula para financiar el sistema sanitario

El presidente del Consejo de Estado aboga por reagrupar servicios y hospitales e implantar medidas de eficiencia


A Coruña

El presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, descartó ayer en A Coruña el copago como solución para «resolver las tensiones de financiación» del sistema sanitario público. A juicio del que fuera ministro de Sanidad, que abrió en A Coruña el curso de la UIMP Novedades del derecho sanitario, «no va a ser fácil aumentar los recursos para costear las necesidades crecientes» en materia de salud, vinculadas al envejecimiento poblacional y a los requerimientos tecnológicos. «El desafío del sistema nacional de salud es la sostenibilidad», dijo.

Para Romay Beccaría, «con los copagos que ya tenemos debemos arreglarnos», indicó antes de recalcar que «el copago, si minimiza el acceso a personas que acuden para cubrir sus necesidades de salud, no es lo mejor», por lo que en caso de implantarse «ha de excluirse siempre a las rentas bajas». En esta misma línea, el presidente del Consejo de Estado, que consideró que el sistema público «ha de garantizarse, no se puede cambiar por nada, es una línea roja», señaló que la vía impositiva sigue siendo la principal fuente de financiación, pero «no va a ser fácil tampoco, se trata -añadió- de ser capaces de hacer lo mismo sin que nos cueste más». En su opinión, el desafío del sistema es «conseguir aumentar la eficiencia; hay que buscar la reagrupación de hospitales y servicios, implantar medidas de este tipo, gestionar todo adecuadamente y primar la eficiencia y el ahorro», enumeró antes de ejemplificarlo: «A lo mejor, en Madrid con tres servicios de cirugía cardíaca de urgencia se puede atender la demanda y no hace falta tener ocho de guardia; hay que gastar el dinero con mucho cuidado porque no va a ser fácil aumentar los impuestos», insistió el presidente del Consejo de Estado.

Se refirió también Romay a que antes de probar el uso del copago como fórmula para modular la demanda en servicios como urgencias «a lo mejor habría que reflexionar y mejorar la eficiencia en otros puntos del sistema para evitar que la gente acuda», señaló.

Responsabilidad sanitaria

En el mismo curso, el presidente del Colegio de Médicos de A Coruña, Luciano Vidán, se refirió a la necesidad de normativas específicas de responsabilidad sanitaria y señaló el riesgo y el coste de caer en la medicina defensiva debido a la presión asistencial y social que soporta la profesión. «Es una mala práctica médica porque se somete al paciente a pruebas innecesarias», apuntó.

Según los datos aportados o por el presidente de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Galicia, Domingo Bello Janeiro, al año se plantean 100.000 demandas por supuestas negligencias o fallos médicos, pero sin embargo no existe una ley específica sobre la responsabilidad sanitaria ni tampoco un baremo de daños médicos apropiado más allá del aplicado para los casos de siniestralidad en la carretera. «Tenemos la esperanza -señaló Vidán- de que, ya que no ha sido posible en esta, en la próxima legislatura se avance en esta materia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Romay Beccaría descarta el copago como fórmula para financiar el sistema sanitario