«Cando conseguimos identificalo, tomouno con moita naturalidade»

La policía local de Ames camuflada como una peregrina para pillar «in fraganti» a un exhibicionista revela que llevaban meses detrás de él


santiago / la voz

El municipio de Ames, por el que discurre la primera etapa del Camiño de Fisterra, tiene un cuerpo de seguridad local formado por 25 agentes, varios de ellos mujeres. Y una de estas policías, que no ha querido desvelar ni su nombre ni su número de placa, se ha convertido, desde el pasado sábado, en protagonista de un particular suceso. La agente pilló in fraganti a un exhibicionista que, desde el año pasado, saludaba con gestos obscenos a distintas peregrinas a su paso por Ames en dirección a la Costa da Morte y que, pese a los intentos de la Policía Local, siempre se les escabullía.

Viendo que el número de peregrinos aumentaba con la llegada del buen tiempo, el escurridizo exhibicionista se dejó ver en demasía y, tras varias alertas femeninas, un vecino dio la voz de alarma el pasado sábado al ver como un hombre de mediana edad aparcaba su coche cerca del Camino y se alejaba del vehículo con unos movimientos que delataron su soez comportamiento. Por eso llamó a las diez de la mañana del sábado a la Policía Local reproduciendo de forma muy ajustada la descripción del desconocido que habían aportado días atrás varias peregrinas.

Al lugar fueron tres agentes, y al percatarse de que había una persona en plena ruta que respondía a la descripción del hombre que buscaban desde hace meses decidieron echar el anzuelo, con el previo permiso del responsable del cuerpo municipal. Decidieron que la mejor opción era que la policía se vistiese como una peregrina para ver si el hombre desplegaba sus obscenas intenciones. La agente reconoce que fue una idea improvisada, pero igualmente efectiva, ya que, explica, «recibimos o aviso sobre las dez da mañá e ás once o home xa estaba identificado».

Apenas había caminado un kilómetro cuando el sospechoso se le acercó enseguida, por lo que procedió a su identificación. En ese momento, explica la agente, «el tomouno con moita naturalidade» y sin que mostrase señal alguna de arrepentimiento ni agresividad. Tras ser identificado, abandonó el lugar en su vehículo.

La agente cree que con sus datos ya están registrados, y siendo un vecino de un concello cercano al de Ames, es probable que desista de su actitud, al menos en la zona. Aunque por si acaso, y para preservar la tranquilidad y la seguridad de un tramo del Camino que cada año incrementa el número de peregrinos, la Policía Local de Ames mantendrá sus labores de vigilancia en esta zona.

Víctima de la ley mordaza

La Policía Local aplicará al exhibicionista la ley 4/2015, o lo que es lo mismo, la polémica ley mordaza, que tipifica como infracción leve «la realización o incitación a la realización de actos que atenten contra la libertad e identidad sexual, o ejecutar actos de exhibición obscena cuando no constituya infracción penal».

Para esta infracción, la multa que le pueden imponer tras la identificación oscila entre 100 y 600 euros, el mismo importe que, por ejemplo, se aplica por abandonar un animal, escalar edificios o monumentos sin autorización o consumir bebidas alcohólicas en público perturbando la tranquilidad ciudadana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Cando conseguimos identificalo, tomouno con moita naturalidade»