El incendio que arrasa el corazón de las fragas del Eume sigue sin control

La Voz REDACCIÓN

GALICIA

CÉSAR TOIMIL

La fuerza del viento, que determinará la evolución del fuego, es una de las principales preocupaciones. Las llamas han calcinado más de 750 hectáreas, según las estimaciones de la Xunta. Feijoo advierte que la búsqueda de los responsables de la tragedia «vaise facer con total intensidade»

02 abr 2012 . Actualizado a las 01:23 h.

El devastador incendio que desde las tres de la tarde de ayer devora el corazón del parque natural de las fragas del Eume continúa activo. La extensión quemada por el fuego asciende a más de 750 hectáreas -500 arboladas-, según ha confirmado la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, y se ha extendido a los concellos de As Pontes y de Neda. «É unha pena para Galicia», ha asegurado la conselleira, quien ha destacado que el fuego «aínda non está técnicamente controlado», aunque sí el perímetro. Además, la consellería afirma que ha quedado estabilizado otro fuego en la misma zona de A Capela, que quemó 30 hectáreas.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que también ha visitado la zona afectada, ha asegurado esta mañana que el incendio se inició ayer en torno a las tres y media de la tarde en tres focos distintos a la vez, y que las condiciones climatológicas -por la presencia de viento y humedad-, unidas a la sequía, favorecieron su rápida propagación. «A investigación de que persoa ou persoas son responsables vaise facer con total intensidade», ha declarado.

Ante las críticas ante los medios desplazados para la extinción de las llamas, Feijoo ha recordado que «os medios da Xunta e os medios da UME sobrepasan os 200 efectivos, non creo que se poidan poñer máis». En su opinión, la clave para controlar el fuego a lo largo del día estará en la fuerza del viento. Junto a las altas temperaturas, es una de las principales preocupaciones, pues las previsiones apuntan a que esta tarde podría haber rachas de entre 25 y 50 kilómetros y que determinarán la evolución del fuego, según informa Beatriz Couce.