Nuevas caras, el mismo guion

Elena Muñoz garantiza austeridad, y Rocío Mosquera, sanidad pública


SANTIAGO / LA VOZ

Con Alberto Núñez Feijoo y Alfonso Rueda como maestros de ceremonia, la nueva Xunta inició ayer su andadura con el bautismo oficial de la toma de posesión de las nuevas conselleiras. Más allá de las rigideces que dicta el protocolo, de las alabanzas y recuerdos, del capítulo de agradecimientos, el acto sirvió para constatar que Feijoo y su equipo no se moverán ni un milímetro de las líneas marcada hace tres años y que llevan impresas, en mayúsculas, la austeridad y la disciplina presupuestaria.

De esa continuidad dieron buena cuenta en sus intervenciones las nuevas conselleiras, la de Sanidade, Rocío Mosquera, y la de Facenda, Elena Muñoz, provinientes del escalafón de sus consellerías, quienes advirtieron de que continuarán la senda trazada por sus predecesoras, Pilar Farjas y Marta Fernández Currás: contención del gasto sanitario y rigor y disciplina presupuestaria para lograr una Administración más eficaz y cercana a los ciudadanos.

Sanidad pública

Quizás anticipándose a algunas críticas que auguran pasos para privatizar la sanidad, la nueva conselleira quiso enfatizar en su breve discurso que toda su vida la había dedicado a la sanidad pública y que en estos tres años se había preservado la calidad del servicio público recortando gastos superfluos. La conselleira garantizó «o mantemento do nivel da sanidade, incluso a súa mellora». Fue este el mensaje de mayor contenido, repetido una y mil veces por Feijoo a lo largo de la legislatura: se adoptan medidas de recorte, precisamente para salvar el sistema público y evitar, como dijo ayer, situaciones como la de Cataluña o Valencia.

Feijoo y su equipo no se moverán ni un milímetro de las líneas marcada hace tres años

Además de congregar a numerosas personalidades de la vida social y política gallega, la toma de posesión sirvió para constatar que los conselleiros que salen reforzados de la remodelación, Jesús Vázquez -que añade Cultura a Educación- y Rosa Quintana -que suma Medio Rural a Mar- lanzaron un mensaje para tranquilizar las voces críticas que vaticinan una desatención de las áreas que se integran en las nuevas consellerías y que, a lo largo de la reciente historia autonómica, habían merecido otro trato en la estructura administrativa. Jesús Vázquez, de hecho, inició su discurso con el recuerdo de que no hay educación sin cultura, ni cultura sin educación, departamentos, dijo, que nunca deberían haberse separado.

El nuevo conselleiro, incluso, tendió la mano a todo el tejido cultural, del que reconoció sus aportaciones y su valor y al que llamó a redoblar esfuerzos para lograr una cultura cohesionada y una industria fuerte. «A miña labor non me roubará nin un ápice de atención ao sistema educativo», garantizó.

La nota emotiva la puso Rosa Quintana, sobre quien recaen dos sectores estratégicos para Galicia y que pasa a tener entre manos a todo el sector primario, en crisis desde hace muchos años. Con la voz entrecortada, visiblemente emocionada por el adiós de su amigo Samuel Juárez, Quintana ofreció su compromiso personal a Feijoo de «devolver o mar e o agro ao lugar onde teñen que estar en Galicia, en España e en Europa».

Al acto asistieron los otros cuatro conselleiros del Gobierno: Javier Guerra, que permanece en Industria; Beatriz Mato, que mantiene sus competencias en Traballo e Benestar; Agustín Hernández, que continúa con Infraestruturas y Medio Ambiente, y Alfonso Rueda, que sigue con Presidencia y Xustiza. Acabada toda la parafernalia, los abrazos y apretones de mano, los ocho conselleiros posaron con Feijoo para una foto. Y se reunieron por vez primera. La nueva Xunta inicia su andadura con dos miembros menos en el Ejecutivo y a la espera de conocer con datos oficiales qué supone para el ahorro público la reducción de dos departamentos. En el Consello, sobre la mesa, dos caras nuevas. Y la misma estrategia política.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Nuevas caras, el mismo guion