La mitad de los concellos pierden vecinos desde 1842

Lugo y Ourense cedieron 350.000 habitantes en 60 años


redacción / la voz

Galicia tenía en 1842 ocho ayuntamientos más que hoy y, aunque solo sumaba 1,3 millones de habitantes, ninguno de sus municipios contaba con menos de mil vecinos. En el panorama demográfico de hace 169 años, Corcubión era la localidad con menor número de residentes, pero por debajo de los 1.146 que poblaban entonces el concello coruñés Galicia tiene hoy 22 municipios, algunos tan despoblados como Negueira de Muñiz, que no deja de perder vecinos desde que se creó en 1925.

Esa despoblación, a pesar de su crecimiento global, define la dinámica de los movimientos demográficos de Galicia, que pasó de un modelo de múltiples polos residenciales a concentrarse en las ciudades y ahora a formar un cinturón de villas medias a su alrededor. En ese esquema de desplazamiento poblacional y desertización interior, algo más de la mitad de los concellos, 159 en total, tienen hoy menos habitantes que cuando se confeccionó en 1842 el primer censo completo de España. Municipios que entonces se aproximaban a los 10.000 integrantes ahora apenas superan los mil, como Ourol, que ha menguado en ese tiempo un 86,5%.

En ese esquema de desplazamiento poblacional y desertización interior, algo más de la mitad de los concellos, 159 en total, tienen hoy menos habitantes que cuando se confeccionó en 1842 el primer censo completo de España. Municipios que entonces se aproximaban a los 10.000 integrantes ahora apenas superan los mil, como Ourol, que ha menguado en ese tiempo un 86,5%.

Menos gente que hace 100 años

Los concellos más afectados por ese retroceso poblacional se concentran en Lugo y Ourense, provincias que presentan hoy prácticamente el mismo número de residentes que en 1842. En el año 2020, ambas demarcaciones estarán por debajo de los niveles de mediados del siglo XIX, según las últimas proyecciones oficiales de población. Unos 215 ayuntamientos gallegos tienen ahora menos residentes que hace cien años.

Ourense es donde más se nota el abandono de sus concellos en el último siglo, al tener menos población que entonces 81 municipios. En Lugo, ocurre en 56. Hace cien años tampoco había municipios con menos de mil vecinos, siendo Ponte Sampaio (después se unió a Pontevedra) el de menor población, con 1.453. Aunque Galicia no experimentó en conjunto hasta 1970 un descenso en su censo, dibujando desde entonces dientes de sierra en su evolución, el fenómeno del despoblamiento empezó en 1950 con una caída que Lugo y Ourense aún no han frenado. En 1940, Lugo tenía 191.624 habitantes más que hoy; Ourense, 159.747. Mientras la provincia de Pontevedra no ha dejado de crecer, la de A Coruña fluctúa desde 1970, aunque con un balance positivo en estos momentos.

Aunque Galicia no experimentó en conjunto hasta 1970 un descenso en su censo, dibujando desde entonces dientes de sierra en su evolución, el fenómeno del despoblamiento empezó en 1950 con una caída que Lugo y Ourense aún no han frenado. En 1940, Lugo tenía 191.624 habitantes más que hoy; Ourense, 159.747. Mientras la provincia de Pontevedra no ha dejado de crecer, la de A Coruña fluctúa desde 1970, aunque con un balance positivo en estos momentos.

Los casos de Santiago y Vigo

El primer censo completo realizado en España contaba en 1842 a Santiago como la urbe más poblada (22.749 vecinos), seguida de A Coruña (19.415), Ferrol (16.641), A Estrada, Lugo, A Fonsagrada, Ponteareas, Viveiro y Monforte. En 1910, dicho ránking se había modificado notablemente por el efecto de concentración de la población, haciendo que A Coruña liderase la tabla con los 49.290 residentes que tenía entonces. La consolidación de su incipiente foco industrial hizo que Vigo, que setenta años antes era la trigésimo primera localidad más poblada de Galicia, irrumpiese en ese ránking con unos 41.500 vecinos, para estar seguida por Lugo, A Estrada, Ferrol, Pontevedra, Santiago y Ortigueira.

El crecimiento poblacional que registró Vigo en los últimos 169 años fue de un 4.307%, de 1.879% en Pontevedra y Ourense y de 1.167% en A Coruña. En los últimos 169 años la fusión y segregación de ayuntamientos ha ido cambiando también el mapa de Galicia, haciendo desaparecer 25 concellos. Bouzas, Berducido, Saiar, Conxo, Oza o Serantes resultaron absorbidos, mientras Freás y Vilameá o Villaodrid y Pontenova se unieron y, por otro lado, surgieron otros como Cariño, San Cibrao, Ramirás o Burela.

En los últimos 169 años la fusión y segregación de ayuntamientos ha ido cambiando también el mapa de Galicia, haciendo desaparecer 25 concellos. Bouzas, Berducido, Saiar, Conxo, Oza o Serantes resultaron absorbidos, mientras Freás y Vilameá o Villaodrid y Pontenova se unieron y, por otro lado, surgieron otros como Cariño, San Cibrao, Ramirás o Burela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

La mitad de los concellos pierden vecinos desde 1842