La «vacuna» en seis libros: de «La filosofía de Mafalda» a lo último de José Antonio Marina

La filosofía tiene presencia entre las novedades: «Biografía de la inhumanidad», «Filosofía ante el desánimo» y «Tiempo de cuidados» son algunos de los títulos que llegan junto a lo último de la «hija» de Quino para hacernos, mentalmente, más fuertes


«A los gatos uno nunca sabe cómo les va», observa con estoicismo felino Mafalda, la pequeña filósofa que sigue alumbrando con su humor grande el camino de la infancia a la madurez, la realidad sin filtros más de medio siglo después de nacer. La filosofía de Mafalda, ya un clásico, supone la vuelta en tiras esta primavera de la «hija» de Quino. Los bocados mafaldinos son un trago de humor negro pero siempre con un punto soñador que ayuda a refrescar el viaje de José Antonio Marina en su nuevo libro, Biografía de la inhumanidad. Historia de la crueldad, la sinrazón y la insensibilidad humanas, 320 páginas en las que el premio nacional de ensayo discierne la cualidad que nos hace más humanos (la compasión), indaga en el origen de la bondad y la maldad, revela la edad de oro de los sentimientos y revisa atrocidades y conquistas desde «nuestros violentos antepasados».

La humanidad es un juego en el que hay que entrar, sabe Mafalda, por más que le quite a una la niñez de golpe, las ganas de jugar. «¿Qué diablos te pasa, Mafalda? ¿Te has vuelto loca?», le pregunta Miguelito al verla caminar p'atrás en una de las viñetas que reúne la nueva selección de Lumen. «Hay que avanzar con la humanidad, Miguelito, hay que avanzar con la humanidad», se quiere convencer. Mafalda nos columpia de la carencia al ideal para traernos siempre de vuelta a la realidad. La suya es una filosofía en pequeñas dosis para aprender a aterrizar.

Otra vacuna de filosofía comprimida en una novedad editorial es la Filosofía ante el desánimo de José Carlos Ruiz, autor del superventas El arte de pensar, que nos previene con inteligencia (y situaciones y tendencias actuales concretas) de males de nuestro tiempo como la «bulimia emocional» (la «enfermedad» de no dejar de acumular experiencias con el objetivo de tachar puntos de una lista o vomitarlas en redes sociales), la presión por mantenernos siempre jóvenes y al día, y por mostrarnos felices todo el tiempo, o ese vaciar de autenticidad y poso nuestras relaciones por la urgencia y las limitaciones de lo virtual frente a lo humano. «Nos atan nuevas cadenas», afirmaJosé Carlos Ruiz, que invita a curarnos de ansiedad saboreando el curativo arte de no hacer nada y a redescubrir qué es la felicidad, hoy que toda una industria se ocupa en ponerle, ansiosamente, precio y disfraz.

Agitación, de Jorge Freire, rescata una máxima muy oportunda de Pascal para ilustrarnos con humor sobre el mal de la impaciencia, ese que sufre el que él llama Homo agitatus, incapaz de quedarse quieto, sin más, en una silla en su habitación. Pensar y aburrirse son una forma de insumisión, señala Freire en un ensayo que ha maravillado, entre otros, al director Álex de la Iglesia.

La catedrática de Filosofía Victoria Camps acaba de publicar este abril Tiempo de cuidados, una revisión del valor del cuidado que llama hoy a un cambio de mentalidad y a la necesidad de una Administración «más cuidadora y cuidadosa». «Hay que repartir del deber del cuidado, no puede recaer solo en la familia ni en la mujer, ni dejarse a la improvisación», advierte la filósofa, que señala la vulnerabilidad de los mayores e invita a repensar el modelo de residencias en un ensayo que arroja luz sobre la fragilidad.

El arte de ser feliz, de Schopenhauer, no es novedad, pero conoce una cuidada y relativamente reciente edición en la editorial Nórdica que nos arma de pensamiento sólido en 50 reglas de oro para aprender a vivir. Es sorprendente cómo propone mitigar el dolor, porque desmonta toda la pompa de la apariencia que damos hoy a una felicidad que esconde, en el fondo, soledad y dolor. Es difícil encontrar la felicidad en uno mismo, señala el maestro del pesimismo, e imposible encontrarla en otro lugar.

José Carlos Ruiz, filósofo: «El deseo le ha ganado la batalla al placer»

Ana Abelenda

«Los extrovertidos le salen muy rentables al sistema», asegura el autor del éxito «El arte de pensar», que ofrece una vacuna filosófica para la fatiga pandémica. «Estamos perdiendo el atractivo de lo real, mandan las ceremonias virtuales», advierte

La filosofía no es ajena a la realidad, advierte José Carlos Ruiz, experto en pensamiento crítico que invita a revisar la amistad, el amor, la edad, las tendencias, el TikTok y las marcas de nuestro tiempo en Filosofía ante el desánimo, «una vacuna contra el agobio y la tontuna», reseña Carles Francino.

 

-Llama la atención que la filosofía sea útil frente al desánimo.

-Tú has dicho «frente»; yo uso «ante»: Filosofía ante el desánimo. No es «contra», porque si lo fuese me metería en el terreno de la autoayuda, y no. La filosofía te da unas claves para que los problemas que tienes los entiendas. Dos personas miran un mismo paisaje y no ven lo mismo. La filosofía te ayuda, digamos, a ampliar la capacidad de entender ese paisaje que ves.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La «vacuna» en seis libros: de «La filosofía de Mafalda» a lo último de José Antonio Marina