Con todos ustedes, su excelentísima perversidad, Tito Ramírez

Con esta ampulosa, pero nada desacertada, frase de presentación arranca el arrebatador videoclip de «Mambo N º 666», el tema que ha catapultado al enigmático Tito Ramírez


El misterioso caballero enmascarado que con su primer disco, The kink of mambo, ha revolucionado la escena del rhythm and blues satánico, el boogaloo y los ritmos caribeños vintage, será el protagonista, el sábado, del festival Outono Códax. No quedan entradas para verlo en directo, pero el concierto podrá verse a partir del lunes por streaming desde tienda.martincodax.com/

Confiesa Tito Ramírez que sus grandes ídolos son James Brown y Tito Puente. Y por ahí encamina sus propuesta sonora y estética. Una fusión entre los ritmos negros y caribeños de los años 50 y 60. «Yo hago esta música porque me gusta, pero tampoco es que esté descubriendo la pólvora. Esa conexión ya existía. Son ritmos de ida y vuelta. América mira al Caribe y después el Caribe mira a América… Se retroalimentan», indica.

Y todo ello pasado siempre por su particular tamiz y sinvergonzonería. De hecho, de ahí viene el título del disco. «The kink of mambo tiene dos traducciones: el perverso del mambo y la perversión del mambo. Para mí es una forma de decir que lo que yo hago no es algo puro, sino que es un estilo bastardo, algo ya pervertido. En el fondo, es una forma de quitarme presión», comenta al tiempo que ríe.

Asume Tito Ramírez que la notoriedad que está alcanzado acabará por dar al traste con el juego de su anonimato. Aunque de momento dice seguir sintiéndose protegido por su antifaz. «Es que a mí realmente me gusta todo esto por la música. No por la fama ni por el dinero. Aunque si tengo que elegir entre fama y dinero, me quedo con el dinero», explica antes de esgrimir, de nuevo entre risas, una razón aún de mayor peso. «Sigo debiendo mucho dinero a mucha gente».

  • SANTIAGO NH COLLECTION SÁBADO, 19.00 AGOTADAS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Con todos ustedes, su excelentísima perversidad, Tito Ramírez