Savater enamorado

Este libro es una arrebatada carta de amor tras la muerte de la esposa, Sara, para la que Fernando Savater escribió todos sus libros


Anímicamente destrozado por el fallecimiento de Sara, su mujer, a quien Fernando Savater se refiere casi siempre a lo largo de sus Memorias de amor con el apodo cariñoso con que la conocían sus amigos más queridos («Pelo Cohete»), La peor parte es un libro lleno de dolor, solo amortiguado por los recuerdos reconfortantes de la persona amada, esos que permiten soportar el devastador desgarro de la separación impuesta por la muerte. Por ello, esta larga y arrebatada carta de amor, esta diatriba enfurecida contra la injusticia de la pérdida -como Romeo y Julieta, los amantes siempre deberían partir juntos- es también, paradójicamente, el relato vital de una aventura plena y felizmente compartida entre eso que, con una cierta cursilería, solemos llamar almas gemelas.

El libro se divide, en realidad, en dos partes bien diferenciadas y un epílogo. En la primera, más breve («Caer en desgracia»), reflexiona Savater sobre el significado del amor y la profunda alegría que el amor nos proporciona, sobre la pérdida (su otra cara) y como aquella nos hace profunda y desoladamente desgraciados. El amor como necesidad inapelable de compartir con la otra persona alegrías y tristezas, el amor como síntesis entre dos que acaban siendo uno, el amor como pavor a caer en desgracia por su falta: «¿Qué otra cosa es el amor sino lo que nos hace irremplazables? Y ¿qué mayor, que más insoportable desolación que la de saber que seguiremos amando por siempre a quien hemos perdido y nada sustituirá?».

La parte central del texto («Mi vida con ella») es la más extensa y también la que permite entender la tristeza inconsolable de quien, de un tajo seco e inesperado, ha sido privado de una parte de su vida, pues la persona con la que con tanta intensidad y felicidad la compartió, es vida propia, como lo es el propio corazón. Con el lenguaje limpio y sin artificios de ese prosista excepcional que es Fernando Savater, su relato de viajes, de experiencias y de anécdotas enseña, con una sinceridad apabullante que lo es más en estos estúpidos tiempos de impostura, la capacidad que ha tenido siempre Savater para reírse (también, por supuesto, de sí mismo) y es en ese brillante manejo del más fino sentido del humor, que ha convertido a uno de los intelectuales indispensables de este país en todo lo contrario de un filósofo pedante y engolado, donde el autor encuentra un algo de bálsamo al dolor. Hay, en todo caso, en este segundo tramo de La peor parte, dos cosas que no pueden dejar de subrayarse: por un lado, gran parte de las pequeñas historias de vida con Pelo Cohete rememoran como con ella compartió Fernando Savater su infancia recuperada, título de una de sus obras esenciales, que es una forma de entender la vida más que un simple libro; por el otro, la importancia decisiva de su mujer en la lucha contra ETA, un homenaje a Pelo Cohete donde Fernando Savater, con una desbordante humildad y humanidad, se esfuerza en dejar claro a los lectores que Sara fue mucho más fundamental en esa lucha de lo que el valiente protagonismo en ella del propio Savater permitiría suponer.

El Epílogo, en fin, es la crónica desgarradora de la lucha contra el Alien (un tumor cerebral) que en nueve meses acabó con su Pelo Cohete. La breve, pero terrible, historia del calvario que Fernando y Sara debieron soportar antes de ser derrotados por un enemigo que no sabe de amores, ni conoce la piedad.

Tras la pérdida de Sara, Fernando Savater anunció que no volvería a publicar porque, ¡ay!, escribía todos sus libros para ella. Esperemos que La peor parte no sea el único con el que incumple su promesa quien se ha ganado con una inteligencia, un coraje y un talento excepcionales la lealtad de cientos de miles de lectores. Pueden todos ellos estar seguros de que sus amigos haremos lo posible para que tan triste anuncio no se convierta en realidad.

Savater escribió «La peor parte» tras la muerte de su esposa, a la que llamaba Pelo Cohete
Savater escribió «La peor parte» tras la muerte de su esposa, a la que llamaba Pelo Cohete

«La peor parte. Memorias de amor»

Fernando Savater

Editorial Planeta PÁGINAS 264 PRECIO 19,90

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Savater enamorado