Ana Mena: «Mis primas jugaban con muñecas y yo a disparar botellas»

Es la diva española que arrasa en Italia, donde lleva dos veranos conquistando el disputado título de canción del verano


Tiene solo 22 años, pero Ana Mena (Estepona, 1997) lleva ya muchos sobre el escenario. Porque la malagueña ganó en el 2006 el programa Veo, veo, después el concurso My camp rock y comenzó a despuntar en el mundo de la música tras encarnar a Marisol en el 2009 y poner voz a la banda sonora de La piel que habito, en la que también figura como actriz de reparto. Ahora, triunfa en España y en Italia en donde se ha convertido en una auténtica diva de la mano del rapero Fred De Palma. Además, ha colaborado con artistas internacionales como Thalía, Becky G o la banda CNCO. Sin duda, su nombre seguirá dando mucho que hablar.

­-Llevas dos veranos triunfando con Fred de Palma. ¿Cómo surgió la colaboración?

-La primera colaboración con D'estate non vale fue porque Fred estaba buscando una chica para cantar el estribillo de su canción, pero era un poco complicado porque el tema estaba en tono de hombre. Además estaba buscando también que no fuera el acento perfecto en italiano. Me contactó y le mandé una nota de voz de Whatsapp para probar. Recuerdo que me metí en el baño de mi casa, le grabé la nota con tres o cuatro frases del estribillo y le gustó mucho, así que nos metimos en el estudio a grabarla. Cuando nos mandaron la canción ya editada, la verdad es que la escuchamos y sentimos la necesidad de volver a darle al play una y otra vez. Y eso era un síntoma de que algo bueno iba a pasar con esa canción.

-¿Os esperabais el éxito entonces?

-Sentíamos que era un buen tema y que podían pasar cosas bonitas, pero la verdad es que nunca te imaginas que pueda llegar a tanto. A mí en Italia no me conocía nadie y se convirtió en número uno. Ha sido disco de doble platino y actualmente acumula más de 120 millones de visualizaciones. Estamos todos flipando.

­-Y repetisteis con «Una volta ancora».

-No fue porque fuera bien D'estate non vale, ha sido porque nos hemos hecho muy amigos. Nos llevamos muy bien desde el primer día. Nos conocimos grabando el vídeo en Sitges. Fred tiene una manera de ser que va mucho conmigo. Hemos forjado una amistad muy bonita y nos gusta hacer música juntos. Al final yo creo que eso es lo que hace que las canciones hayan ido tan bien. Que es tan real el buen rollo que tenemos que se ha transmitido.

­-Era una apuesta segura.

-Qué va, además imagínate, después de 120 millones con D'estate non vale, digo: ‘Igualar eso va a ser una odisea’. Ja, ja, ja. Y se ha triplicado en la mitad de tiempo. Ya somos doble disco de platino en nada, en apenas dos meses, y llevamos seis o siete semanas consecutivas siendo el número uno. Tenemos un montón de conciertos en Italia de aquí a final de año. Nunca sabes cómo van a pasar las cosas.

­-Casi eres más famosa allí que en España.

-No lo sé, la verdad. Disfruto del momento. Nunca sabes dónde te va a llegar el éxito, así que yo disfruto haciendo música y ya. Si es en Italia, pues es en Italia. De todas formas sigo trabajando en España.

­-De hecho, acaba de salir «Se iluminaba».

-Sí. Básicamente la hicimos porque leí muchos mensajes en redes diciendo que les gustaba mucho Una volta ancora, pero que no la entendían y para mí es importante que entiendan mi música. Ha ido también muy bien, está en el top viral de Spotify.

­-Tienes 22 años, pero una larga trayectoria. ¿El momento más especial?

-Hay muchos. Mira, por ejemplo cuando hice el concierto en la sala Chango en Madrid. Vino muchísima gente, lo dieron todo, y había una energía súper bonita. Hubo un momento en el que ya me senté en el suelo y cantaban ellos. Fue precioso. Después también el reconocimiento del disco de platino de Ya es hora con Becky G, cantar en el Arena de Verona, en Italia, son cosas que he tenido la suerte de vivir. También hay otros momentos menos guais, porque hay de todo.

­-¿De esos cuál ha sido el peor?

-Esto también tiene su parte mala, su sacrificio, no siempre todas las noticias que te dan son de buen gusto, tienes que mediar con todo y seguir para adelante, seguir luchando. Al final eso es lo que hay.

View this post on Instagram

🔸🔸🔸

A post shared by ANA MENA (@anamenaoficial) on

­-Has comentado que quieres ser una chica normal, ¿lo consigues?

-Sí, bueno, normal entre comillas porque viajo mucho, tengo que cuidarme un poco, no salir de fiesta tanto como me gustaría, pero sí. En mi entorno soy una más como siempre, y eso es lo que más me gusta y lo que intento conseguir siempre.

-Cuando tienes una canción nueva, ¿a quién se la cantas primero?

-La envío por el grupo de mi familia. Luego cuando estoy en casa, en Málaga, como a mí me gusta mucho conducir, me subo al coche y se la pongo a mis amigos. Lo hago cuando los temas aún no son nada y ya me van dando su feedback. Me gusta eso, hacer mis encuestas. Ja, ja, ja.

­-De pequeña le pediste a tu padre una escopeta de plomo. ¿Sigues disparando?

-Ja, ja, ja. Te explico, somos una familia de muchas primas. Yo recuerdo de niña siempre ser un poco distinta. Ellas se ponían a jugar a las casitas, a las muñecas, y a mí me gustaba coger el quad, llenarme de barro y tirar botellas con la escopeta de plomillo, ja, ja, ja. Mi padre, que ya me veía venir, se lo pasaba genial conmigo. Al final él es mi todo. Es mi confidente, mi asesor, mi compañero de aventuras, de dramas... todo, pero porque desde pequeña siempre ha sido alguien con quien compartir muchas cosas que a lo mejor no compartía con las niñas de mi entorno. Ahora ya no disparo tanto, ja, ja, ja. Pero me gustan mucho los coches y las motos. Me flipan.

-A quien has dicho que no disparas es a los chicos, ¿sigues igual?

-Ja, ja, ja. La verdad es que me cuesta. A ver, yo dejo caer mi interés de una manera un poco sutil y elegante [se ríe]. Luego si me quieren invitar a quedar un día o lo que sea, pues bienvenido. Me encantan las chicas que se acercan ellas, pero a mí no me sale. Cada uno es como es.

View this post on Instagram

Pelo alborotado

A post shared by ANA MENA (@anamenaoficial) on

-Tu plan b era estudiar psicología, ¿por qué?

-Sí, me llama mucho la atención porque soy muy observadora. Me quedo con todo, además así es cómo llegas a conclusiones.

-Participaste en varias películas, ¿te gustaría hacer más cine?

-Sí, me gustaría compaginarlo con la música, que es mi vida. Al final en La piel que habito participé en la banda sonora, y Marisol ya era un personaje que cantaba. Siempre lo intento llevar a mi terreno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ana Mena: «Mis primas jugaban con muñecas y yo a disparar botellas»