El «snack» más ácido y nutritivo del verano

Jorge de Cascante, autor de «El libro de Gila», triunfa en el escaparate de novedades con una colección de relatos de una ironía salvaje. Descubre «Yo, Claudia» o la cara b de la excursión de fin de curso a Salou...


Un nuevo y cómplice sentido del humor, y del horror, ha emergido este verano al encuentro con el lector más ávido de relatos frescos. La colección de cuentos Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo -reseñado como «un chorro de risa brutal» por Santiago Lorenzo, autor de Los asquerosos- confirma la personalidad de la mirada y el trazo de Jorge de Cascante (Madrid, 1983), que debutó con Detrás de ti en el Museo del Traje y nos regaló en Blackie Books El Libro de Gloria Fuertes y El Libro de Gila, dos biblias mundanas que hacen reír y llorar, o sonreír llorando a ratos, y nos devuelven la fe en el ser humano en momentos bajos.

Estos sesenta relatos cortos (alguno, de solo tres líneas) de personajes tan pintorescos como humanos, gente a la deriva que borda el desnudo integral en la boite de la literatura, son como pimientos de Padrón de los que pican, pescao frito para comer con espinas, el snack más ácido y nutritivo del verano, una sorpresa en la mayor brevedad de líneas.

Yo, Claudia (vegetariana fiel al Mercadona) es otra historia, Robert Graves se llevaría un susto histórico... Llévate el hachazo de Sonríe, asómate al inquietante diario Era una noche oscura y tormentosa. Sorprendente Tu piñata con su giro final, y Las criadas tiene ese aire glacial que es marca de la casa en Alice Munro. En este libro también encontrarás algo de ti, quizá perdido, en la Enciclopedia de las cosas que nunca existieron. Ojo a Puertas principales: «Gonzalo ha sido siempre una persona educadísima con la gente. Por eso mismo en la oficina se ha ganado una fama de lameculos que sigue sin entender». Viaja a Salou desmitificando el viaje de fin de curso. Entra en este bazar de letras con Facebook, donde te llevarás zambombazos emocionales, y sociales, y marca la pauta una afición por lo políticamente polémico. Dorothy Parker podría echarse al sol con sombrero en estos cuentos. «Me veo la piel mejor que nunca, la cárcel me ha sentao genial», escribe De Cascante. ¿Te recuerda a alguien?

Estos cuentos vuelan, como el tiempo libre, y cunden como unas vacaciones fuera de casa. Ofrecen cartas de amor que matan de espanto («Amor es no tener que decir nunca Te Quiero»), y vida. Rara, sucia, bella, brutal y delirante vida.

«Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo»

JORGE DE CASCANTE

 EDITORIAL BLACKIE BOOKS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El «snack» más ácido y nutritivo del verano