Maria Arnal: «Es un gesto, pero no se puede quedar en eso»

.Maria Arnal y Marcel Bagés
Maria Arnal y Marcel Bagés

El suyo fue uno de los grandes discos del 2017. María Arnal y Marcel Bagés sorprendieron primero con el espléndido 45 cerebros y un corazón. Después aún más, con el trasvase al directo de esas canciones que se removían en la música tradicional con nuevos aires musicales y políticos. Misticismo, emoción y comunicación directa con un público generalmente asombrado. Su actuación en el Castillo de San Antón promete ser algo mágico.

-Sus actuaciones parecen vaciados. ¿Es imposible ver el mismo concierto de María Arnal y Marcel Bagés?

-Sí, es que nosotros trabajamos mucho desde nosotros mismos. Siempre damos muchísimo. Desde ese espacio de mucha honestidad y proximidad desarrollamos nuestra música. Esto hace que no seamos un ejercicio de estilo y que seamos tan difíciles de describir. Eso nos ha dado mucho, pero también que no podamos ser una propuesta súper mainstream [risas].

-¿Qué le parece que el cartel del Noroeste tenga una mayoría femenina de una manera deliberada?

-Me parece que estamos en una situación en la que tener este tipo de intenciones es muy positivo. No existe un problema de credibilidad. Nadie dice que no hay mujeres que puedan desarrollar sus propuestas y que estas sean válidas. Sin embargo, pese a ello, la mayoría de los festivales tienen una mayoría masculina. Por eso este ejemplo me parece muy positivo.

-¿Es un año determinante en ese sentido? ¿Hay un punto de inflexión?

-Está todo mezclado. Es un gesto que está muy bien, pero no se puede quedar en eso. Tampoco en una estrategia comercial, que también puede pasar. Tiene que ser algo coherente que marque un precedente que luego puede ir transformándose. No creo que esto de que haya mujeres tenga que convertirse en una especie de subgénero musical o artístico.

-Este tipo de conciertos como el del Noroeste son gratuitos y apelan muchas veces al público curioso que va a ver a los grupos sin conocerlos. ¿Es para ustedes un desafío?

-A mí me encanta. Una de las cosas más divertidas que tiene nuestro dueto es que existen muchísimos prejuicios. Has oído que hacen música como tradicional o algo así, la chica canta y el chico toca la guitarra. Tú te imaginas algo y luego, normalmente, no se corresponde con lo que te encuentras. Ese punto de sorpresa nos ha ido muy bien. La gente, en general, sale muy conectada.

-¿Me recomienda que los vea en la primera fila para sentirlos mejor o desde atrás para escucharlos mejor?

-Uy [risas]. Te recomendaría que lo vieses donde se escucha mejor, cerca de nuestro técnico. Si lo quieres más visual, cerca. Si no, detrás. Nuestra expresión también es importante.

9 AGOSTO. castillo de San Antón, 22.00 horas A CORUÑA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Maria Arnal: «Es un gesto, pero no se puede quedar en eso»