El amargo sabor de la venganza

La publicación de «Morir en California» confirma las expectativas despertadas por el rescate en el 2016 del escritor estadounidense olvidado Newton Thornburg y su novela «Cutter y Bone»


El sello Sajalín no es de andar con medias tintas. Va a por todas. Si hay un gran autor o una obra hermosa en el universo de la literatura negra que yazcan olvidados, los encontrará y exhumará. Es el caso de Newton Thornburg (Harvey, Illinois, 1929-Bothell, Washington, 2011), de quien rescataron en el 2016 la novela Cutter y Bone (1976) y en los últimos días del año pasado Morir en California (1973). La primera, recuerda Sajalín, es tenida, junto con Dog Soldiers de Robert Stone -que publicó en español en el 2010 el editor gallego Gonzalo Canedo, prematuramente fallecido-, como uno de los mejores relatos sobre los fantasmas de la sociedad estadounidense posVietnam. Es una ficción muy negra, un retrato de la desesperación humana, como lo es también Morir en California, una narración en la que, ya en la primera página, se coloca al lector ante un hombre que está enterrando a su joven hijo, Chris.

Ese padre, Dave Hook, un granjero ilustrado, no acepta su fallecimiento, ni mucho menos la versión oficial que sobre lo ocurrido le han dado: el suicidio. Hook entiende que, además de la vida, a su hijo le han quitado el honor, han ultrajado su memoria. Y él lo conoce bien -han pasado muchas horas juntos, y el chico solo quería ver un poco de mundo antes del reclutamiento, la universidad y volver al pequeño universo de sus reses Black Angus que tanto amaba-. Simplemente, nada podía ser como establecía la investigación. Tenía que haber una explicación.

Como en la magnífica novela Carter -escrita por el autor inglés Ted Lewis y también editada por Sajalín-, en la que aquel implacable sicario Jack Carter deja Londres y regresa a su decadente ciudad natal -del norte de Inglaterra- para averiguar cuáles son las razones reales de la muerte de su hermano Frank en un aparente accidente de automóvil, Hook decide ausentarse por un tiempo de su explotación ganadera en las afueras del pueblo de Banner Hill y viajar a la costa californiana para saber la verdad que esconde aquella caída por un acantilado en una playa de Santa Bárbara. Ambos, a su manera, quieren venganza, necesitan resarcirse íntimamente, caiga quien caiga. Ahí se acaban, en buena medida, los paralelismos, especialmente por las diferencias que marcan los ambientes, sus protagonistas y, por supuesto, sus métodos e intenciones.

LA TIERRA Y LOS CÍNICOS

La narración de Thornburg es absorbente, está llena de una épica americana -casi digna de Hemingway- en la que se enfrentan los valores y la ética del trabajo de la tierra y la familia, que representa el paleto de Illinois, y la vida despreocupada y cínica de California, donde importan más las apariencias, el éxito, la imagen, el dinero y el prestigio social. La fuerza del relato -y sus personajes- es tan conmovedora que extraña que a estas alturas nadie haya llevado esta historia a la gran pantalla. De hecho, la adaptación cinematográfica de Cutter y Bone por Ivan Passer se ha convertido en un filme de culto. Aunque los años ochenta, claro, eran otros tiempos. Nada podría lamentar más el lector de Morir en California que el libro diese en transformarse en otra cinta de padre que ajusta sus cuentas con la violencia extrema como lenguaje. Un tipo al estilo Liam Neeson no podría dejar en el espectador esa desasosegante sensación que imbuye la lectura de esta bella novela de Thornburg relativa a la insatisfacción de la búsqueda, al amargo sabor de la venganza.

«MORIR EN CALIFORNIA»

AUTOR

NEWTON THORNBURG

TRADUCTORA

INGA PELLISA

EDITORIAL SAJALÍN

380 PÁGINAS, 22 EUROS

«CUTTER Y BONE»

AUTOR

NEWTON THORNBURG

TRADUCTORA

INGA PELLISA

EDITORIAL SAJALÍN

386 PÁGINAS, 22,50 EUROS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El amargo sabor de la venganza