Uno de los pocos «intocables» de Luis Enrique


Si algún jugador del Celta se merece la etiqueta de intocable para esta temporada es Andreu Fontás. Por decisión técnica, el futbolista de Banyoles solo estuvo ausente en el partido con el Getafe de la primera vuelta, el famoso día de las rotaciones masivas que llevaron al equipo a firmar la peor actuación de la temporada.

Fontás ha sido un fijo en todos los escenarios. En defensa, fueron los demás los que se jugaron el perfil derecho mientras él se ocupaba en todo momento del izquierdo, y en el pivote defensivo fue la referencia durante mucho tiempo en los partidos de casa cuando Luis Enrique tomó la decisión de sentar a Borja Oubiña. Ahí coleccionó un buen número de partidos hasta que llegó la apuesta por Krohn-Dehli en esa posición.

En un equipo en donde nadie tuvo nunca el puesto seguro, él fue el más utilizado después de Yoel.

Fontás nunca ha querido pronunciarse sobre su futuro. «Soy jugador del Celta, no hay más», ha declarado en infinidad de ocasiones, mostrándose feliz de su llegada al equipo que le ha cambiado la vida a nivel deportivo.

Si se queda, nadie duda que será uno de los ejes sobre los que pivotará el primer proyecto de Berizzo en Vigo. El Celta cuenta con él y en sus cuentas solo entra incorporar a un central que supla a Íñigo López, que ha regresado al PAOK. De otra manera, tendrían que ser dos las incorporaciones a expensas de la decisión final que se tome con Jonathan Vila y Samuel Llorca, dos jugadores que salvo acuerdo anterior deberán volver al equipo el 3 de julio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Uno de los pocos «intocables» de Luis Enrique