«Yo antes no era alcalde»

El regidor Jesús Veiga Sabín, que no valora la gestión de su predecesor, estudiará líneas de crédito y pedirá más garantías a Fadesa para pagar a los expropiados de Costa Miño


Miño / La Voz

Jesús Veiga Sabín (Miño, 1959) todavía no sabe cómo va a pagar los más de 21 millones de euros que el TSXG le obliga a abonar a los expropiados de Costa Miño. Una situación que le ha explotado en la cara tan solo cinco meses después de que su predecesor, el exalcalde Juan Maceiras, renunciase a la alcaldía y le nombrase sucesor.

-¿Qué primeros pasos va a dar el Concello?

-Primero, todavía no he recibido oficialmente el auto. Y el segundo paso es asesorarme en la asesoría jurídica de la Diputación. Tendremos una reunión y veremos los pasos que hay que dar. Yo lo que quiero es pagarle a esta gente.

-Pero ¿cómo? El presupuesto del Concello es de 4,9 millones...

-Buscaremos la fórmula. Ahora, en estos momentos, no te lo puedo decir, pero buscaremos la fórmula para poder pagar.

-Pero eso afectaría a las inversiones y al funcionamiento del Ayuntamiento... ¿Qué ideas tiene?

-En principio, creo que no va a tener incidencia en las inversiones. Buscaremos alguna salida y algunas líneas de crédito.

-¿Plantea entonces pedir un crédito?

-Además de seguir gestionando con Fadesa que aporte más garantías.

-Fadesa puede argumentar que no puede disponer garantías porque entró en concurso en el 2008...

-Creo que están en disposición de aportar garantías, lo que no sé es cuántas ni cuáles. En agosto del 2008, estando yo como alcalde en funciones, exigí por escrito que nos presentasen garantías. Y en octubre presentaron 7,5 millones en bienes.

-Esta línea de crédito supone endeudar más al Ayuntamiento...

-Te estoy hablando de esta posibilidad, pero después no sé si habrá otra. Me tendré que asesorar y me tendrán que decir en qué línea iremos. Al mismo tiempo tenemos que subrogarnos. Esto es, adelantar el dinero y reclamarle el dinero a Fadesa.

-Pero el Concello no dispone de ese dinero...

-Bueno ya, pero yo me voy a volcar en conseguirlo.

-El auto también dice que el Concello tuvo una actuación «anormal» al no exigir los avales a Fadesa e «inexplicablemente» oponerse al recurso de los expropiados para que prestasen estas garantías...

-No quiero volver la vista atrás. Ya dije que en agosto del 2008 exigí a Fadesa por escrito que presentase avales.

-¿No da la impresión de que el Concello antepuso los intereses privados de una promotora en lugar de defender los intereses de los vecinos?

-No sé si entiendes lo que te digo. Siendo alcalde en funciones le exigí garantías a esta empresa.

-Y solo presentó avales por 7,5 millones...

-A mí me toca, como representante de la Administración miñense, representar a los vecinos. Es lo que te puedo decir.

-Pero cuando el Ayuntamiento tuvo la oportunidad de defender esos intereses no se defendieron...

-Yo antes no era alcalde. Y no quiero echar la vista atrás ni echarle la culpa a nadie. No estaba yo ni llevaba esa gestión. Era teniente de alcalde y llevaba el área de Servicios Sociales.

-¿Cómo califica la actuación entonces de su predecesor en este asunto?

-No quiero echar la vista atrás. Se harían cosas buenas y otras mal. El resultado es este. ¡Qué le vamos a hacer! Yo no voy a analizar la gestión de un compañero. Para eso están los vecinos.

-¿Pensó alguna vez que esto podía suceder?

-Pues efectivamente sí.

-¿Esto supondrá la quiebra del Ayuntamiento de Miño?

-Ninguna Administración puede declararse en quiebra. El Concello de Miño no va a dar en quiebra.

-Pero los sacrificios van a ser grandes...

-Bueno, lo que voy a tratar es de buscar líneas sin perjudicar a ningún vecino.

-Entonces, ¿los expropiados de Costa Miño pueden estar tranquilos de que van a cobrar por las expropiaciones?

-Yo lo voy a intentar.

Jesús Veiga Sabín alcalde de Miño

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Yo antes no era alcalde»