«La Ragazzona puede dar lugar a un centro de interpretación»

El especialista prevé que se encuentren abundantes restos del navío

Documento gráfico de un cañón de la «Ragazzona».
Documento gráfico de un cañón de la «Ragazzona».

La Voz / ferrol

Luis Gorrochategui, autor del libro Contra Armada y presidente de la asociación Gran Armada, es un un profundo conocedor del navío Ragazzona, cuyo pecio se está intentando localizar estos días en la ría de Ferrol. Naufragó el 8 de diciembre de 1588 a consecuencia de un temporal. El investigador acumula muchos años escrutando este y otros restos de naufragios y en ese volumen ya se reproducen fotografías que hace tiempo le cedió la Armada de cañones de ese barco.

-¿Qué le parece la nueva investigación abierta sobre el pecio?

-Estoy contentísimo de que se haga una nueva prospección subacuática del pecio. Ojalá sirva para que por fin se tome en serio la excavación, extracción y puesta en valor de ese material. Hace muchísimos años que está ahí e, increíblemente, todavía no se ha sacado.

-Usted ya ha publicado imágenes de cañones del navío...

-Sí. Hace años un grupo de buceadores de la Armada hicieron una localización del pecio y fotografiaron varios cañones, así como el ancla del batel. Se me cedieron y salieron publicadas en su momento en La Voz de Galicia y ahora en Contra Armada, además de en revistas especializadas.

-¿Hay alguna duda de que ese pecio corresponda con la Ragazzona?

-No hay ninguna duda al respecto. Como ya he mencionado, están fotografiados sus cañones.

-Además de esas piezas de artillería, ¿qué más puede aparecer?

-Hay que tener en cuenta que el pecio se ubica en la zona de Cariño, muy expuesta a las corrientes y al oleaje. Pero pueden aparecer todo tipo de restos de mucho interés, como cerámicas, maderas, anforetas, clavos, munición, elementos metálicos de toda índole...

-Pero, en su momento, ya se retiraron muchos materiales del navío

-Sí. Hay que tener en cuenta que el barco varó y durante muchos días se intentó reflotar, hasta que resultó imposible. Casi toda su artillería se llevó a A Coruña y sirvió para defender la ciudad contra Drake. De este modo, la Ragazzona no se trata solo de un pecio de un navío de la Gran Armada -fueron los ingleses los que, como mofa, la bautizaron como Invencible- sino que se trata de un emblema de la defensa que se hizo de la ciudad de A Coruña.

-Llama la atención que los restos del que se considera el mayor navío de la mal llamada Armada Invencible se encuentren sumergidos en la ría de Ferrol. ¿No se presta atención al patrimonio náutico?

-En este país es vergonzosa la dejadez que hay ante el inmenso patrimonio sumergido que tenemos. Si los restos de la Ragazzona estuviesen en Inglaterra hace tiempo que lucirían en museos. Hay que darse cuenta de que, en toda España, no hay expuesto en ningún museo alguno de los cañones de los navíos que conformaron la Gran Armada.

-¿Por qué sucede esto?

-Lo atribuyo a la increíble desidia española para valorar lo nuestro frente a posibles sobrevaloraciones, por ejemplo, de lo que tienen en el extranjero.

-¿Qué puede significar la Ragazzona para Ferrol?

-La Ragazzona pueda dar lugar a un gran centro de interpretación como los que existen en Irlanda o Escocia con barcos de la Gran Armada. Y la puesta en valor de sus restos, una increíble llamada sobre el patrimonio sumergido, un gran foco de atención, sin duda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«La Ragazzona puede dar lugar a un centro de interpretación»