Los astronautas vuelven al cole

La nueva tripulación de la estación espacial realizará los experimentos del concurso YouTube Space Lab, en el que participaron dos alumnas gallegas

EFE

redacción / la voz

Con las bendiciones de un sacerdote ortodoxo, la nueva tripulación de reemplazo para la estación espacial internacional (EEI) partió ayer a bordo de la nave Soyuz TMA-04M desde el cosmódromo kazajo de Baikonur. Los astronautas rusos Guennadi Padalka y Serguéi Revin y el norteamericano de origen puertorriqueño Joseph Acabá componen la expedición número 31 a la plataforma orbital, adonde tienen previsto llegar mañana.

Acabá, nacido en 1967 en Inglewood (California), que ya viajó al espacio en el 2009 en el transbordador Discovery, fue profesor de ciencias y matemáticas en dos institutos de secundaria y bachillerato en Florida. Ahora, durante sus más de cuatro meses de estancia en la EEI, tiene previsto realizar una serie de experimentos educativo-científicos ideados por los estudiantes que ganaron el concurso YouTube Space Lab.

En este certamen participaron Laura Calvo y María Vilas, alumnas de 15 años del municipio coruñés de Rois, que se presentaron con el trabajo titulado Surfactante en microgravedad. Laura y María llegaron a la final mundial y el pasado 22 de marzo pudieron disfrutar de un vuelo en gravedad cero en Washington.

Uno de los experimentos más originales que llevarán a cabo los astronautas fue el planteado por el estudiante egipcio Amr Mohamed, que consiste en comprobar si una araña que salta sobre sus presas en vez de atraparla en una telaraña es capaz de modificar su técnica ante la ausencia de gravedad.

También realizarán el trabajo propuesto por las adolescentes norteamericanas Dorothy Chen y Sara Ma: comprobar si las bacterias criadas en el espacio sirven para combatir gérmenes en nuestro planeta.

La Soyuz entró en órbita menos de diez minutos después del despegue a lomos del cohete del mismo nombre, tras lo cual desplegó sus antenas y paneles solares. Se trata del tercer lanzamiento con éxito desde agosto del 2011, cuando un cohete Soyuz que transportaba la nave de carga Progress se estrelló en la estepa siberiana.

Rusia es actualmente el único país capaz de enviar astronautas a la estación espacial, tras la retirada de los transbordadores norteamericanos. Estados Unidos paga a Moscú unos 50 millones de dólares (39 millones de euros) por astronauta transportado hacia la EEI.

Padalka, Revin y Acabá se unirán en la plataforma espacial a sus tres tripulantes actuales: el ruso Oleg Kononenko, el holandés Andre Kuipers y el norteamericano Donald Pettit. Con ellos estará también Smokey Bear, un oso de peluche símbolo en EE.UU. de la prevención contra los incendios forestales, que fue elegido por Acabá como talismán de la expedición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los astronautas vuelven al cole