«Por ahora es muy complicado recuperar el servicio en la barra»

Bea Abelairas
Bea abelairas FERROL / LA VOZ

NARÓN

Alejandro Rodríguez, del Mesón Picasso, mantendrá la misma distribución de las mesas y renuncia a la barra
Alejandro Rodríguez, del Mesón Picasso, mantendrá la misma distribución de las mesas y renuncia a la barra JOSE PARDO

La hostelería se divide entre los que se alegran con las nuevas medidas y los que consideran que son «más de lo mismo»

15 sep 2021 . Actualizado a las 21:53 h.

Los últimos cambios en las normas para adaptar los locales de hostelería a la actual fase de la pandemia vuelven a dividir al sector. En Ferrol y en la comarca la mayoría de los hosteleros no se lanzará a recuperar la barra, porque eso implica estar en una categoría que supone costes extra en pruebas a la plantilla, entre otros gastos, como mascarillas o cursos.

Además, hay casos, como es el del Urimare en Narón, en que se dan cuenta de que usando la barra perderían aforo y sus clientes estarían más incómodos. «Nos hemos acostumbrado a tenerla solo para entregar los pedidos de comida para llevar y estamos muy contentos así, nosotros estamos trabajando muy bien, no nos podemos quejar», explica Jesús Varela, el heredero de un negocio con casi medio de historia.

Jesús Varela, del Urimare de Narón, dice que está contento sin barra, ahora la usa para entregar los pedidos
Jesús Varela, del Urimare de Narón, dice que está contento sin barra, ahora la usa para entregar los pedidos JOSE PARDO

En el mesón Picasso, en la plaza de las Angustias, tampoco se podrá tomar un vino acodado ante los camareros, como sucedía antes de la pandemia: «Por ahora es muy complicado, no la vamos a abrir, porque solo podrían estar tres o cuatro personas e iba a ser un lío y un follón decirle a la gente que mantuviera la distancia o controlarla, así que decidimos quedarnos igual que hasta ahora, ya que la verdad nos está funcionando bien: la gente está cómoda, no hay aglomeraciones y no tienes que estar recordando todo el rato lo de las distancias», explica Alejandro Rodríguez, el propietario.