«¡Para cobrar bien que corren!»

Vecinos y negocios de Caranza critican las reiteradas averías de la conducción de aguas en Telleiras y las Viviendas de Bazán


Ferrol

Armados con garrafas de plástico, botellas y cubos los vecinos de la zona afectada intentaban ayer continuar, en lo posible, la rutina tirando de los grifos instalados en plena calle. «¡Para cobrar bien que corren!», espetaba una mujer que acudía al surtidor instalado por Emafesa. La indignación cunde en la zona a fuerza de repetición. Antes del boquete abierto ahora en la Travesía de Bazán hubo muchos otros, el último, hace apenas unos meses. Los reventones se suceden, colmando el vaso de la paciencia de los vecinos y de quienes tienen allí su modo de vida.

;
Cientos de vecinos sin agua en Caranza Una importante avería en el barrio más poblado de Ferrol obliga a los afectados a recurrir a grifos en la calle para salir del paso

 En el bar Vía, a unos metros de la zona cero, Manuela Pita prepara en la cocina el único café que puede ofrecer a sus clientes: el elaborado en una cafetera convencional. El de máquina es inviable por la falta de agua. «Aquí se abre a las seis y media, y sin cafés. Y tenemos que andar comprando agua y haciendo el café en la cocina para el que quiera. Y si no, sin café», explica sin ocultar su malestar. 

«Es indignante»

Lleva dos años al frente de un negocio con el que «se va tirando, pero con estas averías...». Recuerda que «hace poco ya tuve aquí enfrente cortado, están a cada poco. Y el agua también. Es indignante». Y describe el obvio silogismo que afecta a su negocio: «Si cortan la carretera, los coches no pasan por aquí, y ya hay poco aparcamiento... te deshacen el día», resume. Estima que las pérdidas por una jornada sin agua en el bar puede superar tranquilamente los ciento y pico euros. «Ya no se trabaja mucho, y aún encima...», lamenta. La última vez estuvo la carretera cortada «quince días o más», antes de las fechas navideñas. «Ya estuvimos dos días sin agua y en el recibo no me lo descuentan, ¿eh?», reprocha. Sin embargo, esta vez está dispuesta a reclamar, aunque teme que no sirva de poco.

«Los clientes dicen que no hay derecho, porque además para los cuartos de baño tenemos que ir a buscar el agua allá arriba, al grifo que pusieron. Y habrá gente que ya cierra, como la otra vez», expresaba ayer a media mañana. Manuela decidió, sin embargo, abrir: «Por lo menos, para vender alguna cerveza o algo, tampoco puedes tener el bar cerrado dos días». El servicio quedó restablecido pasadas las tres de la tarde, después de un corte que se prolongó durante unas catorce horas.

Mil vecinos de Caranza estuvieron sin agua 14 horas

Rocío PIta Parada

Una rotura múltiple afectó a 260 viviendas y obligó a los afectados a abastecerse en grifos instalados en la calle

Un gran boquete de varios metros de largo abierto en el suelo y con al menos un par de profundidad da muestra de la dimensión de la avería que dejó ayer sin agua, desde la noche del jueves y hasta primera hora de la tarde, a un millar de vecinos de Caranza: la totalidad de los residentes en Telleiras y los residentes en la calle G y Fonte da Greza, en las Viviendas de Bazán. En total, según la información facilitada por el Concello, resultaron afectadas 260 viviendas.

Varios reventones ocurridos sobre la una de la madrugada en la vieja conducción de fibrocemento que discurre bajo la Travesía de Bazán causaron una importante fuga de agua que provocó que los operarios de Emafesa tuviesen que trabajar toda la noche y buena parte de la jornada de ayer para solventarlo. Las dimensiones de la rotura y la presencia de redes de servicios como el gas natural o la fibra óptica dificultaron la operación. De hecho, fue incluso necesario retirar un árbol para poder acometerla.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«¡Para cobrar bien que corren!»