Moción de censura, en compás de espera, en Mugardos

El acuerdo de PP y PSOE para sacar de la alcaldía a Pilar Díaz, pendiente de que los partidos se pronuncien


MUGARDOS

La alcaldía de Mugardos podría cambiar en cuestión de días de signo político. Los populares podrían arrebatar, con apoyo del PSOE, el bastón de mando a Pilar Díaz (Esquerda Unida), que gobierna en minoría, con cuatro de los trece ediles de la corporación local, tras la reciente ruptura del bipartito de izquierdas.

¿Qué se está negociando?

PP y socialistas ultiman la presentación de una moción de censura destinada fundamentalmente a quitar de la alcaldía a la actual regidora. Los populares aluden al «régimen tan lesivo» para Mugardos de los gobiernos de Díaz y EU -la regidora lideró en solitario y en minoría el último tramo del anterior mandato, después de que el ejecutivo «de progreso» que firmó la moción de censura que le quitó al PP y a Juan Domingo de Deus el bastón de mando, saltara por los aires-. Mientras, el PSOE mugardés centra sus críticas en la alcaldesa, a la que acusan de incumplir el pacto que la convirtió en máxima autoridad municipal -el reparto de poder acordado no llegó a materializarse nunca-, de actuar de forma unilateral y de mentir sistemáticamente.

¿Qué dice la alcaldesa?

Díaz elude pronunciarse sobre la hipotética moción. Pero días atrás, afirmaba que sus exsocios socialistas nunca tuvieron voluntad de conformar un gobierno conjunto y los acusaba de poner trabas a proyectos como la conversión del Zárate en biblioteca.

¿Tienen PP y PSOE el respaldo de los militantes?

Las agrupaciones locales de ambos partidos apoyan el acuerdo que propiciaría un gobierno del PP (cinco ediles). Para la formación conservadora es lo natural, pues es el partido más votado. Más compleja es la posición de los socialistas. Desencantados con EU, respaldan sin fisuras la salida del ejecutivo de José Ángel Martínez Bardanca y sus dos compañeros, después de que la regidora le retirara a aquel todas sus delegaciones, las de Servicios y Personal -«no voy a quedarme en el Concello cobrando 25.000 euros al año sin competencias», aseguraba el líder del PSOE-. Y defienden además la necesidad de actuar para que Díaz, «cuyos actos constituyen una deshonra para el cargo que representa», no siga al frente del ejecutivo local.

Entonces, ¿a qué esperan?

La decisión tiene implicaciones más allá del municipio. Así, pese a estar convencidos de que «obran de la mejor forma, en defensa de lo que representa las siglas del PSOE», los socialistas locales esperan a que instancias superiores del partido se pronuncien. De puertas afuera, chirría. Y a nivel estatal, se plantea un cogobierno con Unidas Podemos.

¿Qué pasaría finalmente si se presenta la moción?

Si se registra la iniciativa, en el pleno de su debate, PP y PSOE se alinearán, convirtiendo a Juan Domingo de Deus en alcalde. El único edil del BNG, Argemino Varela, votaría en contra, sumándose a los cuatro de EU.

¿Cómo sería el gobierno?

La villa seguiría teniendo un ejecutivo en minoría, pero liderado por el PP. El acuerdo con el PSOE se ceñiría a facilitar que la fuerza más votada gobierne Mugardos. Los socialistas descartaron desde el principio acceder al ejecutivo y seguirán en la oposición.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Moción de censura, en compás de espera, en Mugardos