Caamouco deja huella en Cuba

Más de medio centenar de vecinos celebraron el 108 aniversario de la agrupación instructiva en la isla


Ferrol

Una placa con la inscripción «En lembranza dos veciños de Caamouco que emigraron a Cuba e que con eles trouxeron un anaco da historia de Galicia a esta terra» recordará para siempre el viaje de 57 vecinos de la parroquia aresana a la isla caribeña. Con motivo de la conmemoración del aniversario número 108 de la institución, la agrupación organizó un viaje de «volta ás orixes» en el que los participantes pudieron conocer en primera persona la historia de la agrupación gallega en Cuba y hasta dejaron su huella.

Uno de los momentos más emotivos, cuentan desde la agrupación, se vivió con la visita guiada al cementerio de Colón, donde realizaron ofrendas florales al panteón Naturais de Galicia, Partido de Pontedeume y Unión Mugardesa. «Fixemos historia. A placa que lembra aos veciños de Caamouco emigrados a Cuba é a primeira que se instala no panteón onde descansan os restos de moitos dos nosos devanceiros. A nosa historia será lembrada para sempre neste lugar», destacan.

Un encuentro obligatorio en este primer viaje oficial de la Agrupación Instructiva se llevó a cabo con la Federación de Sociedades Galegas en Cuba y la Asociación Cultural Rosalía de Castro. «Visitamos o Centro Galego da Habana, onde deixamos varios recordos, entre eles, un exemplar do número 6 da revista A Tenencia, que sairá á luz en breve, e dúas láminas de paisaxes de Redes feitas pola pintora Dolores Fernández», rememoran. En estas emotivas reuniones se fraguaron futuras líneas de colaboración. La federación comprometió un espacio para Ares y Caamouco dentro de las vitrinas dedicada a las sociedades gallegas. «Actualmente pertencemos á do partido xudicial de Pontedeume pero prometeron que teríamos espacio», agradecieron desde la agrupación. Otros canales de colaboración abiertos son con el cronista Felipe Cid, autor de estudios sobre la emigración gallega; y con la Cátedra de Galego de la Universidad de la Habana.

Las últimas jornadas las dedicaron a dejar su impronta al otro lado del Atlántico. «Faia Díaz e Vero Rilo, que forman parte da nosa expedición, ofreceron unha actuación nun local da capital cubana. A narrativa oral galega e en galego e a nosa música fusionáronse coa calor caribeña nunha noite inesquecible», reconocen desde la agrupación.

Tampoco faltó la visita al barrio de Peixiño, ya desaparecido. «No ambiente respírase historia de Caamouco. Hoxe esta zona é Casablanca, daquela, falábase galego e traballábase coas nosas artes de pesca. Historias que lembramos agora a través da nosa veciña Marisa Naveiro e a lectura de textos de Neira Vilas», destacan desde la agrupación. Cruzar en lancha la bahía, «do mesmo xeito que facían os nosos devanceiro é parada obrigada para todos os que vivimos no Golfo Ártabro». «Para nós o máis importante foi a visita a Peixiño e o acto do panteón, especialmente poder deixar a placa, a primeira que se instala alí. Os veciños emocionáronse moito recordando a familiares emigrados e as súas historias persoais», agradecen. No faltaron los gestos solidarios con la donación de medicamentos al Centro Galego que atiende a mayores que reciben cuidados en el asilo dependiente del organismo.

Realizaron ofrendas florales en Naturais de Galicia, Partido de Pontedeume y Unión Mugardesa

Faia Díaz y Vero Rilo representaron una fusión de música y narrativa gallega con caribeña

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Caamouco deja huella en Cuba