Café «libre de plástico» en un instituto de Viveiro

El ejemplo de una profesora se contagia a sus compañeros, que llevan una taza de casa


viveiro / la voz

Varios cursos después de llegar al IES María Sarmiento de Viveiro, la profesora ortegana Belén Pérez revivió el espíritu combativo y ecologista de la juventud y llevó al centro una taza para tomar el café. «Na cafetería do instituto non hai café, pero hai dúas máquinas, unha no vestíbulo grande e outra na sala de profesores. Eu son moi cafeteira, e dábame rabia tirar un vaso de plástico cada vez que tomaba un café, así que decidín traer unha taza da casa», relata esta docente de Biología que en un primer momento fue objeto de los vaciles de algunos compañeros. «Preguntábanme se iamos montar unha cociña», bromea. Sin embargo, poco a poco, ese pequeño gesto para reducir el consumo de plástico en el entorno más próximo ha ido calando entre el profesorado. «Ao curso seguinte empezou a traer a taza máis xente, e ao seguinte aínda máis, ata o punto de que colocaron un estante onde todo o mundo pousa as súas», relató este martes la docente mientras saboreaba un café «libre de plástico» con varias compañeras. En la estantería esperaban a ser utilizadas de nuevo 17 tazas de cerámica o cristal. También algún vaso de plástico que no acabó en el cubo de la basura porque su dueño es consciente de que puede ser empleado otra vez.

«Con isto non imos arranxar o problema do cambio climático. As emisións de CO2 non se van reducir porque no instituto nós bebamos o café ou as infusións nunha taza de louza, pero son pequenos actos que teñen un efecto poderoso a nivel de concienciación para facer visible o que está pasando», comentó Pérez, cuyo instituto, en el que 89 profesores imparten ESO, Bachillerato y Formación Profesional, estuvo «prácticamente paralizado» durante la huelga por el clima del viernes pasado. Con todo, lamenta que la mayor parte de los chavales secundaran el paro únicamente «para non ir a clase».

Cambio climático y tabaco

«Os nenos máis pequenos, en infantil e en primaria, traballan máis estas cousas relacionadas coa educación ambiental, pero máis adiante as programacións están moi estandarizadas, os rapaces empezan a mocear, a preocuparse por outras cousas, e os focos de interese cambian», reconoce. «Y en lo del cambio climático pasa como en el tabaco. Si fumas sabes que puedes tener cáncer, pero piensas que eso será mañana, en algunos años, no ahora, y no te das cuenta de que las consecuencias están ya ahí», apuntó una compañera. A escasos metros, cuando sube la marea, la ría de Viveiro alcanza estos días niveles máximos con las llamadas «lagarteiras». ¿Qué ocurrirá en veinte años?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Café «libre de plástico» en un instituto de Viveiro