­Y antes, ¿cómo navegábamos?

Laura Placer Breijo
Laura Placer REDACCIÓN

EXTRAVOZ RED

getty

En 1997, 70 millones de usuarios tenían a su disposición poco más de un millón de webs disponibles. Diez años después, los números se han multiplicado exponencialmente. El escenario ha cambiado por completo y con él, la forma de navegar por Internet. Hay vida antes de Chrome y mucho más larga de lo que piensas.

10 dic 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Las paredes del CERN han sido testigo de algunos de los mayores avances de la historia. Bajo ese techo, el científico británico Tim Berners-Lee creó en 1989 lo que hoy conocemos como Internet. Pero, ¿de qué sirve tener una red conectada si no podemos navegar por ella?En respuesta a esta pregunta el propio inventor de la web desarrolló el primer programa que permitía hurgar en las profundidades de la Red: Nexus (inicialmente se llamaba WorldWideWeb pero se cambió el nombre para evitar confusiones).

La rueda había empezado a girar. En 1990 ya existía contenido y una forma de llegar a él, pero aún faltaba un elemento para el éxito. Con dos partes de la ecuación despejadas quedaba pendiente la tercera y más importante, que los usuarios tuvieran acceso. Con la apertura de Internet al público general en abril de 1993 se experimentó un aumento tanto de usuarios como de sitios web ?en solo un año el número de dominios se multiplicó por noventa?.