¿Nos quedaremos sin coches?

EXTRAVOZ ON

14 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

En las últimas décadas se evaluaba la marcha de la economía mundial según las ventas de automóviles. Economías emergentes como China tiraron del coche en la última década, pero tras la pandemia parece que la tónica ha cambiado. Los datos así lo avalan y en el 2021 se vendieron en el mundo 82,7 millones de turismos, pero esa cifra supone un 9 % menos que en el 2019, (cifras pre-covid), como lo que se vendió en el 2012.

Si los datos no son halagüeños a nivel mundial, Europa, más cercana y significativa para nosotros, tampoco ha lucido mucho, con una caída de enero a junio de este año de un 14 % respecto al año pasado. Si lo vemos país a país, entre los más significativos Italia cae un 22,7 %, Francia un 16,3 %, Alemania un 11 % y España un 10,7 %. Algo está pasando, pero la rueda de la industria mundial del automóvil se está parando.

Se puede pensar que la crisis del automóvil, que parece mundial, como decimos, puede deberse a causas evidentes, como fue la pandemia de covid, que repercutió en todos los mercados; pero también con la crisis, todavía no resuelta del todo, de los microchips, esos elementos que son imprescindibles para que funcionen los coches modernos y que ahora se han convertido en un bien escaso, precisamente por la parálisis de las fábricas durante la época de pandemia. Poco a poco se recupera el ritmo de los suministros, veremos si las listas de espera se acaban, porque hay quien lleva nueve meses esperando por su coche.