El primer Audi eléctrico

Este SUV supone el inicio de una generación de coches eléctricos de Audi y da un paso adelante en la tecnología del futuro de la marca, con una autonomía de más de 400 kilómetros, sin perder sus prestaciones deportivas, tracción quattro y amplio espacio.


Dentro de la estrategia del grupo Volkswagen la electrificación cobra vital importancia y este año aparecerán productos de este tipo en todas sus marcas.

Audi se ha puesto al frente presentando este e-Tron que ya está en los concesionarios y cuyo precio partirá de los 82.400 euros en su versión básica.

Se trata de un SUV con una longitud de 4,90 metros, para cinco plazas y 660 litros de maletero, que no renuncia a prestaciones deportivas, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 5,7 segundos y tiene una velocidad máxima de 200 km/h. Este vehículo está fabricado en Bruselas y tiene como principal competencia el Jaguar I-Pace y el Tesla Model X.

Dos motores eléctricos, uno en cada eje, son los encargados de mover este modelo con una potencia de 300 kW.

La potencia se distribuye a los ejes, empezando por el trasero y en caso de falta de adherencia se traspasa al delantero para lograr siempre el mejor equilibrio. Como las baterías, que son las que aportan mayor peso, están colocadas bajo el habitáculo, el centro de gravedad es muy bajo y eso repercute positivamente en la estabilidad del e-Tron.

Pero una de las características que pone por delante al e-Tron respecto a otros eléctricos es la eficiencia en la recuperación de energía sobre la marcha, que llega hasta el 30%. El coche recupera energía al circular con inercia cuando se levante el pie del acelerador en terrenos llanos o bajadas, lo que se llama conducción a vela, y también cuando se hace uso del pedal de freno. En ambos casos los motores eléctricos se convierten en generadores, recargando las baterías más allá de la carga previa cuando se enchufa.

Precisamente su batería puede almacenar hasta 95 kWh. En viajes largos puede usar cargadores de corriente continua de hasta 150 kWh, con los que en media hora carga el 80% de su capacidad. También tiene acceso a cargadores más convencionales de corriente alterna de 11 o 22 kWh.

El e-Tron se identifica por su parrilla octogonal más ancha y cerrada, de color gris, que lo identifica como coche eléctrico. En su interior la conectividad alcanza la máxima expresión.

El precio de partida para el e-Tron 55 Quattro básico es de 82.440 euros, pero habrá acabados Advanced, Sport y Black Line, este último con un precio de 96.950 euros. Audi inicia con él una nueva era de cero emisiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Tags
Comentarios

El primer Audi eléctrico