Más músculo y espacio interior

La segunda generación del Audi Q3 da un paso adelante con un diseño mucho más musculoso y atractivo, al que incorpora su parrilla hexagonal Singleframe, y con unas dimensiones algo mayores que le proporcionan mayor espacio interior, amén de las mecánicas más avanzadas del grupo. Su precio parte de los 35.920 euros.


El nuevo Q3 pasa de los 4,39 metros de longitud hasta los actuales 4,48, que unidos a su nuevo empaque estético lo posicionan como un aspirante a reinar entre los SUV compactos del mercado.

En la fase inicial de lanzamiento dispondrá de tres motores de gasolina y un diésel. En gasolina se utiliza el 1.5 TFSI de 150 caballos como acceso y el 2.0 TFSI en versión de 190 y 230 caballos, mientras que el motor diésel será el 2.0 TDi de 150 caballos, al que más adelante se unirá otra versión de 190.

En el caso de las motorizaciones más potentes de gasolina y diésel llevarán tracción Quattro y cambio S-Tronic, automático de siete velocidades.

Además, una de las opciones del Q3 es la de elegir entre tres diferentes suspensiones, una estándar, otra deportiva, más dura y rebajada, y la sofisticada electrónica.

El nuevo Q3 también ha mejorado su acabado interior, que se beneficia de más espacio para los pasajeros. Además la digitalización se impone desde el nuevo cuadro de instrumentos, que ahora se puede configurar a conveniencia del conductor, hasta la pantalla táctil central de 10 pulgadas para el sistema de información y entretenimiento manejado por el sistema MMI Touch.

Además el Q3 tiene una buena solución para el espacio interior al llevar la banqueta trasera desplazable en 15 centímetros, con lo que se puede modular el espacio del maletero, que tiene una capacidad mínima de 530 litros. Por cierto que el portón de acceso tiene apertura eléctrica y con posibilidad de manejarlo con movimientos del pie cuando vamos con las manos ocupadas.

El nuevo Q3 incorpora, cómo no, los últimos sistemas de ayuda a la conducción de Audi, como el de control de crucero adaptativo, que permite mantener la distancia y velocidad en carretera. Otra aportación es la visión 360 grados gracias a sus cámaras. El comportamiento del nuevo Q3 ha mejorado sensiblemente con la nueva distancia y anchura de sus ejes y sobre todo con la suspensión electrónica y la dirección progresiva, que es opcional pero muy recomendable. Es un coche más estable, sin balanceos y más fácil de llevar en largos viajes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Más músculo y espacio interior