Por qué ha regresado el sarampión

El pasado año se informó de 14.451 casos de sarampión al Sistema de Vigilancia Europeo, una cifra que triplica los datos correspondientes a 2016, cuando se notificaron 4.643; en España el crecimiento ha sido incluso mayor, en un año los casos se han cuadruplicado, pasando de 35 casos en 2016 a 160 en 2017.

.

Según, según el último informe sobre los datos del sarampión en Europa correspondientes a 2017 publicado por el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC)., el mayor número de casos de sarampión se han producido en Rumanía (10.623), Italia (4.991), Grecia (1.463) y Alemania (926). Este aumento responde a una serie de brotes que se han producido el pasado año en países de la UE, de hecho algunos de ellos todavía están teniendo lugar, como los de Francia, el Reino Unido y Suecia. Además, se ha observado una vacunación en la población inferior a la deseada, hasta el 87% de los afectados no estaba vacunado.

El centro internacional recuerda que el sarampión es una enfermedad grave y mortal; desde principios de 2016, se han notificado 30 muertes debido a la enfermedad en la UE, 19 en Rumanía, 4 en Italia, 2 en Grecia y uno en Alemania, Bulgaria, España, Francia y Portugal.

El sarampión afecta a todos los grupos de edad en Europa y según los datos de 2017 en el informe mensual de control del sarampión y la rubeola, el 45% de los casos de sarampión con edad conocida tenían 15 años o más, lo que pone de manifiesto lagunas en las cohortes de individuos que perdieron la vacunación.

Sin embargo, la incidencia más alta de casos se informó en niños menores de un año de edad, los que tenían mayor riesgo de complicaciones graves y muertes, y eran demasiado jóvenes para haber recibido la primera dosis de la vacuna.

la causa

La continua propagación del sarampión en Europa se debe a la cobertura de vacunación inferior a la óptima en muchos países de la UE: de todos los casos de sarampión informados durante 2017 con estado de vacunación conocido, el 87% se encontraban en individuos no vacunados.

La vacunación con al menos dos dosis de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (MMR, por sus siglas en inglés) sigue siendo la medida más eficaz para prevenir la propagación del sarampión. Sin embargo, la cobertura de vacunación todavía es demasiado baja en algunos países de la zona europea para alcanzar la eliminación de estas enfermedades.

Según las últimas cifras disponibles sobre cobertura recogidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016, se observa que la segunda dosis de sarampión estaba por debajo del objetivo del 95 % en 20 de los 27 países de la UE/EEE. Por eso desde el ECDC afirma que «es necesario continuar los esfuerzos para aumentar y mantener la cobertura de vacunación».

De los 13.610 casos con estado de vacunación conocido, el 87% no estaban vacunados, el 8% se vacunaron con una dosis, el 3% fueron vacunados con dos o más dosis, y el 2% fueron vacunados con un número desconocido de dosis. De todos los casos, el 6% tenía un estado de vacunación desconocido. Desde el centro europea destacan que los bebés menores de un año son particularmente vulnerables a las complicaciones del sarampión y están mejor protegidos por la inmunidad colectiva que se logra cuando la cobertura de la población para la segunda dosis de una vacuna que contiene sarampión es al menos del 95%.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Por qué ha regresado el sarampión