«El 80% de la población va a necesitar un implante»

Inés del Mar

EXTRAVOZ OK

ANGEL MANSO

Una boca sana es sinónimo de salud. La conciencia sobre su cuidado empieza en la infancia y crece de forma paralela a las nuevas técnicas que permiten superar el pánico a una intervención o abordar con tratamientos de odontología patologías como la apnea del sueño.

11 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Sin ella no podríamos ni hablar ni ingerir alimentos pero, con los años, la boca también ha adquirido un estatus como elemento de relación social.

 -¿La boca ya no se concibe solo como un mecanismo de subsistencia?

-Hace años, el único objetivo era poder comer. Ahora la gente busca funcionalidad, pero también estética. Desde restituir la forma de los huesos maxilofaciales a mejorar los volúmenes de los labios.

-¿La estética preocupa a todas las edades?

-Tengo pacientes de 80 y 85 años. Antes podían ir desdentados y no pasaba nada. Cuanto más jóvenes, el interés por la estética es mayor. Además, la población está más concienciada con la prevención. Los niños llevan el cepillo de dientes al cole. Hace 30 años eso no era lo normal.