Oídos sordos a los audífonos con pilas

Los nuevos modelos de audífonos, automáticos, con batería y sin botones, ya están en el mercado y llegan con un estuche revolucionario que hace al mismo tiempo de cargador, deshumidificador y carcasa protectora a prueba de atropellos. En Escoita están a punto de liderar la lista de ventas.

.

Ya no hay razones para que todo el vecindario sepa qué está viendo en la televisión porque tiene el volumen por las nubes. En Escoita acaban de estrenar los últimos modelos de audífonos. Sin pilas, sin botones y automáticos. El mejor remedio para no perderse nada de lo que suceda a su alrededor y recupere la calidad de vida que la pérdida de audición le arrebató.

 La industria del audífono avanza hacia un mundo sin pilas y apuestan por aparatos cada vez más pequeños, con un diseño más bonito y con batería. En el establecimiento que Escoita tiene en Ponteareas, estos nuevos modelos ya están entre los más demandados. Y es que sus ventajas son innumerables.

Tienen una autonomía de 24 horas, por lo que estarán en funcionamiento todo el día. «Por la noche se quitan, se colocan en una base 3 en 1 y en tres horas está totalmente cargado», explica María Fernández, que lleva toda una vida velando por la buena audición de sus clientes. Los avances no se centran solo en el audífono, sus accesorios también se adaptan a los nuevos tiempos y su cargador es tan revolucionario como el auricular. Al mismo tiempo que carga la batería del audífono, ejerce de estuche protector y cuenta también con un dispositivo que elimina la humedad del aparato. «Podría pasarle un camión por encima que no le pasaría nada y además a la vez que se carga se deshumedece porque la humedad es el enemigo número uno de los audífonos. A la gente le gusta mucho», sostiene Fernández.

Los avances

Pero los avances no se limitan solo a la sustitución de las pilas por baterías y a la polivalencia de su estuche, la calidad del propio audífono -todos los que venden en Escoita son fabricados en países de la Unión Europea- también mejora con estos nuevos modelos. Su principal característica es que se autogestionan. «Tiene un analizador de ambiente y si el usuario está hablando con una persona, en un grupo pequeño, grande, con ruido o sin ruido el audífono hace las modificaciones necesarias para seguir entendiendo», destaca la empresaria.

Y es que los expertos consideran que ha llegado la hora de desterrar los prejuicios que campan desde que los audífonos salieron al mercado. Los hay de dos tipos, explica Fernández. Los que temen que el aparato haga ruido y quienes lo rechazan por que no quieren parecer ancianos. «Lo del ruido pasaba hace veinte años con los modelos antiguos, los de ahora no tienen nada que ver, es muy difícil que haya molestias», recalca. También es un error asociar el uso de audífonos con la edad. «Hay que ponerlo cuando hay un poco de pérdida», zanja Fernández, que destaca que la audición mejora entre 30 y 40 puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Oídos sordos a los audífonos con pilas