La revolución del «¿qué peli vemos hoy?»

La plataforma de pago Netflix aterriza en España el próximo día 20 con un servicio que hace tambalearse al resto de la oferta televisiva en plena guerra de precios para ganar clientes


¿Quién lleva de vuelta la película al videoclub? Esta es una cuestión que en todas las casas  ha  generado  tensiones.  Es  el  momento  más  complicado  del  alquiler  de  una película. Lo ha sido siempre. Y no tenía fácil solución hasta hace bien poco. Al final siempre la acababa llevando la misma persona. Siempre la misma persona. ¿Le suena? 

El origen

Para dar una respuesta original, en la California del año 1997 a Reed Hastings y Mar Randolph se les ocurrió sacar provecho de un servicio que ofrecía USPS, el servicio de correo postal de los Estados Unidos: Permit Reply Mail. Se trataba de un envío por correo que incluía la recogida del paquete en casa del receptor para llevarlo de vuelta al  origen.  Ya  no  hacía falta  ir  al  videoclub  a  llevar  el  DVD  al finalizar  el  plazo  del alquiler. Acababa de nacer Netflix. Pero  Netflix  creció  muchísimo  en  muy  pocos  años,  tanto  que  en  febrero  de  2007 celebró la entrega de su DVD número mil millones. Aquello era importante. Tanto, que sus creadores decidieron crecer todavía más. Saltar a otros países parecía la opción más coherente una vez que habían alcanzado más de 20 millones de suscriptores en los Estados Unidos. Y vaya si saltaron. 

La expansión

En otros países, Latinoamérica y el Caribe fueron su primera expansión potente a lo largo de 2011, encontraron que su sistema de entrega y devolución a domicilio no funcionaba  tan  bien  por  las  carencias  de  los  servicios  postales  locales.  Había  que buscar  una  alternativa  y  la  encontraron  en  el  servicio  de  emisión  de  contenidos  a través de Internet: el streaming de vídeo en línea era la mejor opción. Su modelo de negocio estaba definido, una tarifa plana para sus clientes con la que podían acceder a todo el panel de contenidos de películas y series en streaming, de inmediato y sin restricciones a través de Internet. El crecimiento incluye el aterrizaje en España Netflix ha seguido creciendo, tanto que en el primer trimestre de 2015 ya tenía más de 60 millones de suscriptores en los más de 50 países en los que está presente y a día de hoy  supera  los  65  millones  mientras  siguen  analizando  la  entrada  en  nuevos territorios. 

Al fin en España

Le toca el turno a España, claro, así que desde el próximo 20 de octubre podremos  contratar  los  servicios  de  Netflix.  Esto  supone  disfrutar  de  la  que  se considera la cadena de televisión por Internet más importante a nivel mundial, que ofrece  más  de  cien  millones  de  horas  de  series  y  películas  al  día,  además  de documentales, películas y series. Aquí se incluye uno de sus mayores atractivos: Netflix Originals.  Sus  producciones  propias  son  numerosas, atraen  a  muchos  clientes potenciales y además han conseguido varios galardones en los premios Emmy, por lo que su calidad está reconocida. 

¿Por qué no llegó antes?

La cuestión es que muchas personas no conocen todavía qué es Netflix en España. La razón de que no le suene todavía este servicio está motivada por el control tan rígido que las sociedades de autores y las leyes del audiovisual españolas han establecido. Netflix o sus competidores siempre han tenido problemas para establecer sus negocios en España. Parece que esto está cambiando. Todo preparado para recibir el streaming de vídeo Muchos estaban esperando que llegase para abandonar los servicios a los que están suscritos  en  estos  momentos  o  bien  para  verificar  si  la  plataforma  es  lo suficientemente atractiva como para dejar de recurrir a las descargas de contenidos ilegales. La llegada de esta compañía a España se produce en un momento en el que las redes de  transmisión  de  datos  empiezan  a  estar  maduras  y los  dispositivos  para  la transmisión ofrecen las características más ventajosas para la reproducción de vídeo. A mayor velocidad de conexión de Internet mayor será la calidad de imagen, el inicio de la reproducción de la película o la serie será más ágil y habrá un menor número de interrupciones. En cuanto a los dispositivos, el parque de televisores domésticos ha sido renovado en los últimos años y los nuevos modelos denominados inteligentes comienzan a ser un estándar. Por otra parte la incursión de tabletas y teléfonos inteligentes con potencias similares  a  las  de  los  ordenadores  personales  también  ofrecen  una  muy  buena perspectiva  para  que  el  vídeo  comience  a  reproducirse  con  unas  calidades excepcionales. Todo parece estar en un momento dulce para que Netflix triunfe en nuestro país. Tan solo habrá que verificar que estamos dispuestos a cambiar nuestro concepto del valor de las cosas en Internet y que pagar por contenidos de calidad a través de un servicio sencillo e instantáneo no supone un problema. Esto habrá que verlo. 

¿Qué necesito para acceder a Netflix? 

Para  acceder  no  se  necesitan  ni  muchos  conocimientos,  ni  tampoco  dispositivos especiales que no tengan ya en muchos de los hogares denominados «conectados». En Galicia ya se cuenta con un 69,1% de los hogares conectados a la Red mediante banda ancha y de estos, un 82,9% accede a Internet a través de dispositivos móviles, 1,2 puntos más que el promedio estatal. Estos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) aportan una buena expectativa. Netflix por otra parte es un servicio de suscripción, por lo que es necesario abonarse y efectuar un pago mensual que irá desde los 7,99? ?para el plan básico que ofrece imagen de calidad estándar y permite un solo dispositivo conectado? a los 9,99? del plan estándar que ya permiten dos conexiones simultáneas y acceder a contenidos de alta definición o los  11,99?  mensuales reservados para  el  plan premium que soporta hasta cuatro dispositivos conectados simultáneamente al servicio y contenidos con la máxima calidad Ultra HD 4K. 

Otra forma de ver cine

Netflix está cambiando la forma de ver las series y películas porque tiene la capacidad de establecer acuerdos que rompen el mercado con estudios, directores y actores para que  un  lanzamiento  de  una  película  se  produzca  a  la  vez  en  los  cines  y  en  su plataforma. Esto está cambiando ya la forma de ver el cine. Por otra parte Netflix también desarrolla un programa de evaluación continua de los nuevos  modelos  de  televisores  que  salen  al  mercado.  Se  encargan  de  verificar  si reúnen las condiciones para contar con el logo de «TV recomendado por Netflix» y de conseguir que por ejemplo su mando a distancia incluya un botón de acceso directo a su  plataforma o que  al encenderse  el televisor lo haga directamente  en la  app  de Netflix.  

Los televisores del futuro

La nueva plataforma está  influyendo  ya  sobre  los  televisores que  vendrán  y  de  hecho  algunas marcas  tan importantes  como  Sony,  LG o  Hisense ya se han rendido a los pies  de Netflix con algunos de sus modelos más recientes. También  están  revolucionando  el  mundo  de  los  proveedores  de  acceso  a  Internet (ISP). Desde el observatorio de Netflix los someten a un control continuo de calidad y publican  un  ranking  periódico  en  los  que  destacan  los  que  aportan  mayores velocidades de descarga de datos. Se preocupan de que estos servicios sean eficaces, ágiles y cada vez mejores. Está claro que no lo hacen por los ISPs, su calidad de llegada al usuario es lo que está en juego.  Están influyendo en la mejora de la calidad de conexión a Internet, en la fabricación de los televisores y en la producción de contenidos. ¿Se puede revolucionar algo más? 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

La revolución del «¿qué peli vemos hoy?»