Por este pijama...«ma-tan»

El modelo de leopardo que Belén Esteban luce en gran hermano vip se ha agotado en todas las tiendas. Es el mismo efecto mediático que ha multiplicado los encargos del vestido que la Pedroche lució en Nochevieja 


No se trata de juzgar el nivel de elegancia de un pijama. La cosa es que se ha agotado. Así que tienen que ser muchas las personas que, tal vez renegando de la supuesta telebasura, se repantiguen estos días en el sofá abrigadas con estas dos piezas de rechamante leopardo morado. La princesa del pueblo lo ha vuelto a hacer, ha confirmado una vez más que tiene más seguidores de lo que nos imaginamos, abducidos por los altibajos de su atribulada vida y su derroche de genio castizo, tanto en Sálvame como ahora, en Gran Hermano Vip.

Primero lo hizo con sus memorias, que agotaron la primera edición el primer día; y ahora, de forma involuntaria, ha provocado una pasión por el animal print que se ha desatado en los platós de televisión y también en los de radio. En su programa y en otros, como el de Ana Rosa, los presentadores se han vestido el pijama para deleite de los admiradores de la princesa de San Blas, mientras que esta semana dos programas matinales de radio competían entre sí con dos iniciativas relacionadas con el tema: unos retransmitían en pijama y otros sorteaban un «ejemplar» del  modelito de la Esteban para regalar «a tu peor enemigo».

Las transparencias
El caso del pijama de Belén es uno más que viene a confirmar que la publicidad, en la pequeña pantalla, no siempre está en los anuncios. Hay todo un rosario de prendas y tendencias que se han extendido por las calles después de aparecer en algún programa televisivo. Otro ejemplo reciente es el polémico vestido que Cristina Pedroche vistió para dar las campanadas de fin de año, cuyas transparencias escandalizaron a algunos y dejaron embobados a muchos otros. El modelo Medusa, creado por la diseñadora Charo Ruiz en su atelier de Ibiza, se hizo famoso en pocas horas y ha recibido ya decenas de peticiones. 

La primera en lucir este modelo fue la modelo Malena Costa, que lo llevó a la gala de los premios GQ.
Pero el momento que hizo saltar a la fama el vestido fue la medianoche del 31 de diciembre, cuando la presentadora presumió de ropa interior ante más de 1,4 millones de espectadores. En poco tiempo el comentario sobre su look reventaba las redes sociales donde 15 horas después continuaba siendo trending topic en Twitter.  El tema subió como la espuma y llegó a alcanzar más de 36.000 tuits en 7 días, acaparó numerosos titulares en la prensa, y logró en total casi 2 millones de visiualizaciones en YouTube. En la búsqueda de tendencias en Google, Cristina Pedroche aparecerá como una de las más buscadas en el 2015. A pesar de las críticas, la presentadora recibió también muchos apoyos, como el de su colega de profesión Marta Torné, que quiso hacerlo luciendo el mismo modelo de vestido en azul, en el programa Hable con ellas.
La diseñadora ibicenca también salió en su defensa, y aseguró que está «encantada con el resultado. De hecho he recibido ya varios encargos. (...). Lo que no me parece bien son las críticas sobre su aspecto físico. Tiene un cuerpo precioso y el vestido la quedaba de cine».

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Por este pijama...«ma-tan»