Díaz Ayuso afianza su perfil de ariete contra Pedro Sánchez entre críticas por su gestión

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

Chema Moya | EFE

Aplaudida en las calles, la oposición carga contra el proceso de vacunación, la reforma de Telemadrid o el puesto creado para Toni Cantó

24 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, apuró sus últimos días de vacaciones en Ibiza antes de regresar a la capital, en donde participó en los actos organizados en honor a la Virgen de la Paloma. Apenas una semana en la isla en la que le dio tiempo a percibir la gran popularidad de la que disfruta más allá de la autonomía que preside. Fue recibida a gritos de «¡Presidenta, presidenta!», según publicó el Diario de Mallorca, señalándola como el gran ogro político del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

El ogro de Sánchez

Consecuencias del 4-M. Cuando se cumplen cien días de su incontestable triunfo electoral del pasado 4 de mayo, las consecuencias de los resultados de aquellos comicios parecen evidentes: de forma más inmediata, significó la retirada de Pablo Iglesias de la primera línea política. Tampoco pasó mucho tiempo hasta que Sánchez decidió acometer una profunda remodelación en su equipo, con sonadas salidas como la de Calvo, Ábalos o Iván Redondo, un movimiento que se interpretó como un intento del secretario general del PSOE por revertir la mala dinámica en la que estaba incurriendo su partido, que se venía palpando en las encuestas y que se acabó constatando tras el 4-M.

Refuerzo a nivel interno

La baronesa del PP. A nivel interno, el triunfo también ha aupado a Ayuso hasta convertirse en una de las grandes referencias dentro del PP, tal y como pudo comprobar de primera mano Casado en la multitud de actos que han coincidido desde las elecciones, en donde los cariños hacia Ayuso superan siempre a los dedicados al jefe de la oposición.