Pablo Iglesias tira la toalla y deja la política

Miguel Ángel Alfonso COLPISA | MADRID

ESPAÑA

Unidas Podemos inicia un cambio de etapa y nuevos liderazgos tras el flojo resultado en Madrid

03 jul 2021 . Actualizado a las 18:55 h.

El órdago que Pablo Iglesias lanzó el pasado 15 de marzo, cuando abandonó el Gobierno para disputar las elecciones madrileñas a Isabel Díaz Ayuso, era una apuesta arriesgada que al final le ha acabado costando su futuro político.

Tras constatar que los 10 escaños conseguidos el 4M (tres más que en el 2019) eran insuficientes para cumplir el objetivo de frenar a la derecha y que su partido quedaba relegado al quinto puesto, el histórico secretario general de los morados anunció este martes por la noche que deja todos sus cargos. «Hemos fracasado», afirmó rotundamente tras otra noche electoral amarga.

Me he convertido en un chivo expiatorio

Pese a que los morados mejoran sus resultados respecto a las anteriores autonómicas, Iglesias convocó de urgencia a la Ejecutiva del partido conforme el escrutinio confirmaba la victoria abrumadora del Partido Popular. «En esta campaña me he convertido en un chivo expiatorio. Creo que es evidente que a día de hoy no soy una figura política que pueda contribuir a mi partido», admitió con gesto muy serio.