¿Por qué los partidos centran la campaña en el sur de Madrid?

Guillermo Redondo MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Ángel Gabilondo haciendo campaña para las elecciones madrileñas en Alcorcón
Ángel Gabilondo haciendo campaña para las elecciones madrileñas en Alcorcón Óscar Cañas

El amplio censo electoral, la abstención y el histórico voto de izquierdas del cinturón rojo y Vallecas serán claves para el 4M

09 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Getafe, Fuenlabrada, Móstoles, Leganés y otros municipios del sur de la Comunidad de Madrid conforman el conocido como cinturón rojo. Dentro de la ciudad, en el extremo sur, también se encuentra Vallecas, con sus dos distritos y una población de 355.000 habitantes. De cara a los comicios del 4M, todos los partidos, desde Unidas Podemos hasta Vox, han comenzado sus carreras electorales con el punto de mira fijo en estas zonas por sus censos amplios, por la abstención en las últimas autonómicas y por un marcado carácter de voto de izquierdas.

Los partidos se concentran en realizar actos alejados del centro y del norte. El PSOE se esfuerza en recorrer los municipios del sur donde gobiernan alcaldes socialistas. Más Madrid y Unidas Podemos buscan movilizar al electorado de las zonas sur del interior de la capital, evitando así que se dejen llevar a la abstención.

«La derecha solo gana en el 30 ? % más rico de Madrid. No son más, pero votan todos», dijo el líder de Más País, Íñigo Errejón. En las elecciones autonómicas del 2019, en el distrito de Puente de Vallecas, con un 35,9 % de los votos, venció el PSOE, seguido por Más Madrid. Pero la abstención fue del 40 % (60.000 personas ejercieron su derecho de no ir a votar), lo que representa un 8 % más que la abstención total. Es ahí donde la candidatura de Iglesias cobra sentido, buscando el efecto que movilice a la gente y frene la abstención. En las afueras de la capital, el cinturón rojo de los municipios que habitualmente votan a las izquierdas se quebró tanto a nivel autonómico como a nivel nacional en el año 2011, y la derecha busca ahora que eso vuelva a suceder.

La batalla de la derecha

Mientras el Partido Popular se erige como el receptor de los votantes de Ciudadanos y Vox, la formación de Santiago Abascal, aupada por los resultados en Cataluña, donde recibieron el apoyo de zonas ricas y obreras de forma transversal, se ha lanzado a la disputa de los barrios obreros como la zona de Vallecas, donde el miércoles presentaron su candidatura, y del cinturón rojo, adonde acudieron ayer. La estrategia de Vox se apoya en los resultados de las últimas elecciones generales, cuando la formación consiguió teñir de verde las zonas fronterizas del sur de la Comunidad de Madrid y cuando consiguieron incrementar su presencia hasta el 16 % en Getafe, el 15,6 % en Leganés o el 18,8 % en Móstoles o en Fuenlabrada, donde sobrepasaron al PP y alcanzaron el 20 %, todas ellas ciudades de censos amplios que rondan las 140.000 personas y donde gobierna el PSOE. También consiguieron representación en los dos distritos de Vallecas como cuarta fuerza política por detrás del PSOE, de Podemos y del PP. Los municipios del cinturón rojo, que han sido gobernados desde el inicio de la democracia en su mayoría por el PSOE, IU, Podemos o el PCE, serán una de las claves para el resultado del 4M.