Madrid / La Voz

Fuerte despliegue policial en la plaza de la Constitución, más conocida como la plaza roja, del distrito madrileño de Puente de Vallecas. Vox decidió comenzar este miércoles en el sur de Madrid su carrera electoral al 4M, con la presentación de su candidata, Rocío Monasterio, acompañada por la cúpula del partido. El mitin derivó en un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los grupos de radicales que quisieron boicotear el acto.

Desde las 18.00 horas, grupos de manifestantes habían convocado una concentración ilegal para impedir que el acto de Vox pudiera discurrir con normalidad. Una hora antes de la llegada de los líderes del partido de Abascal, los alrededores de la plaza comenzaron a llenarse de manifestantes que entonaban consignas como «fuera fascistas de nuestros barrios» y «Madrid será la tumba del fascismo». Los concentrados portaban carteles con consignas contra Vox. «Voxmitando. Machismo, racismo, odio», rezaba uno de los letreros.

El ambiente comenzó a caldearse cuando los dirigentes del partido llegaron al centro de la plaza. Botellas, adoquines y piedras volaron por el aire. Los agentes antidisturbios separaron a quienes acudían al mitin de los grupos de manifestantes que intentaban boicotear el acto. «Una botella me ha golpeado en la cara. Esto es lo que ha conseguido Sánchez», acusó Santiago Abascal, que ya en el atril mostró un palo que, según afirmó, le habían lanzado los manifestantes. La candidata al 4M, Rocío Monasterio, reivindicó desde la tribuna el papel de Vox frente a la «izquierda totalitaria» y ensalzó la importancia de proteger a las familias.

La plaza se llenó, pero para acceder hasta ella, los asistentes tenían que pasar frente a los manifestantes para llegar hasta el cordón policial que protegía a los dirigentes del partido, lo que generó momentos de tensión. La tarde llegó a su fin con el lanzamiento de piedras y adoquines de considerable tamaño contra la policía y las consiguientes cargas de los antidisturbios para repeler los ataques. Unos de los agentes fue agredido, con golpes y patadas, por parte de un grupo de concentrados que lo rodeó cuando este cayó al suelo.

La versión de los asistentes

«No entendemos que en un barrio de izquierdas intenten censurar un acto de carácter político», dijeron Sergio, Alberto y Luis, tres jóvenes de 19 años que asistieron al mitin de Vox en Vallecas. «Salí de un partido revolucionario en Perú. Estaba muy metido. Y dije: nunca más», explicó uno de los asistentes, Jorge Velarde, un peruano desempleado.

Los disturbios se saldaron con dos manifestantes detenidos y trece heridos, entre ellos el policía agredido y el diputado de Vox por Guadalajara Ángel López, que fue atendido en el Hospital La Paz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Lanzamiento de piedras, cargas policiales y agresiones en la presentación de Vox en Vallecas