El CIS alienta el efecto Illa, el mejor valorado

M. L. Paz REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Toni Albir | Efe

EL PSC gana, ERC adelanta a JxCat y ambos necesitan a la CUP, Cs se hunde, PP sube y Vox entra fuerte

21 ene 2021 . Actualizado a las 19:20 h.

Ni ERC ni JxCat. Ni los de Junqueras ni los de Puigdemont. Los socialistas catalanes ganarían las elecciones de celebrarse el 14 de febrero con la candidatura del todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa, como aspirante a presidir la Generalitat. Esta es la conclusión a la que llega el estudio realizado por el CIS entre los pasados 2 y 5 de enero, días después de conocerse la retirada de Miquel Iceta y su brindis al secretario de organización del PSC

el psc gana

Necesidad de coalición. El PSC ganaría las elecciones con un 11,7 % de los votos. Sería un triunfo rotundo de la operación Illa, que llevaría al partido de los 17 escaños actuales a entre 30 y 35. ERC quedaría a dos puntos con un 9,8 %, seguido de JxCat con un 6,5 %. Ahora bien, la treintena de asientos de los socialistas no les permitirían gobernar si no es con apoyos, probablemente de los 31-33 de ERC como sucedió en el 2003 y en el 2006 con Pasqual Maragall, quien fue investido gracias al pacto del Tinell, pues, pese a ser el más votado, CiU había logrado más actas; y con José Montilla, quien obtuvo once escaños menos que CiU y llegó a la Generalitat con el apoyo de ERC. La ecuación similar al Gobierno de coalición de Sánchez, es decir del PSC con En Comú Podem (9-12 diputados) no alcanzaría la mayoría absoluta, 68, para gobernar al quedarse con 47 en el mejor de los casos. Y eso que los socios de Iglesias, según el CIS, subirían entre uno y dos.

ERC aguanta y JxCat cae

«Sorpasso». Esquerra Republicana, que en el 2017 obtuvo 32 escaños, lograría ahora entre 31 y 33, mientras que JxCat, que tenía 34, se quedaría con entre 20 y 27, lo que confirmaría el sorpasso de los de Oriol Junqueras a los de Carles Puigdemont. Además de castigar al expresidente huido de la Justicia frente al exvicepresidente juzgado y condenado, el electorado se dispersa entre la candidatura del PDECat de Àngels Chacón y la del PNC de Marta Pascal, pese a que ninguna de las dos consiga asiento en el hemiciclo.

La CUP, imprescindible. Si ERC y JxCat quieren volver a sellar un acuerdo de gobierno necesitarán a los diputados de la CUP, que pasaría de 4 a 8-11, por lo que la Candidatura de Unidad Popular se beneficiaría en las urnas de los independentistas que abandonan a Puigdemont.

Ciudadanos se hunde

Carrizosa no cuaja. El liderazgo de Carlos Carrizosa no acaba de cuajar. Pero el pinchazo del partido que pasa de ganar en el 2017 con 36 diputados a tener entre 13 y 15 no solo responde a eso. Los vaivenes de la dirección de Inés Arrimadas, que no hizo nada con esos escaños, su marcha a Madrid y el castigo a Lorena Roldán, apartada del liderazgo de la lista tras ganar las primarias, son otras de las causas del declive de la formación naranja.

pp sube, vox entra fuerte

Casado, a la espera. Pablo Casado puede aprovechar para sacar pecho y vanagloriarse de que su apuesta por Alejandro Fernández ha servido de algo, pues el PP pasaría de 4 diputados a siete. Es decir, el temor a la entrada de Vox en el Parlamento de la Ciudadela puede atenuarse. Los de Abascal entrarían con entre 6 y 10 diputados, pero el PP siempre puede presumir de haber logrado formar grupo parlamentario, para lo que se requieren cinco señorías. Quedaría por ver si la lista de Ignacio Garriga supera a la de Alejandro Fernández. 

liderazgos

Illa, el único que aprueba. El candidato del PSC, Salvador Illa, es el único que aprueba en valoración (5) y es el más conocido (4), frente a Laura Borrás (4,6 y 3,6) y a Pere Aragonès (4,6 y 1,4). Por su parte, Carrizosa (Cs), Fernández (PP) Garriga (Vox) , Pascal (PNC), Albiach (Podem), Sabater (CUP) y Chacón (PDECat) oscilan entre un 31,7 % hasta un 59,2 de entrevistados que dicen no conocerlos. Y cuando se pregunta por quién prefiere que sea presidente un 22 % dicen Illa, y un 11,1 % contestan que Borrás.

organización territorial

Autonomías. Un 38,1 % de los encuestados son partidarios de un Estado con comunidades como en la actualidad o con mayor autonomía, porcentaje que aumenta al 56,5 al añadirle un 18,4 que quieren un país con comunidades con menos autonomía o ninguna, frente a un 37,3 que prefieren un Estado que consintiese independizarse.