El «trumpista» de Junts que asegura que Cervantes y Colón eran catalanes

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Joan Canadell es el número dos de la lista de Junts por Barcelona
Joan Canadell es el número dos de la lista de Junts por Barcelona Marta Perez

Canadell presidió la Cámara de Comercio de Barcelona de la mano de la ANC

03 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Hay quien asegura que Colón, Leonardo da Vinci, Cervantes, Marco Polo o los hermanos Pinzones eran catalanes. Y que si los libros no lo han reconocido es porque la historiografía castellana lo ha silenciado durante siglos para perjudicar a Cataluña. Lo sostiene el polémico Instituto de la Nueva Historia, que recibe subvenciones de la Generalitat y concita el desdén de los historiadores. Pero lo mantiene también Joan Canadell, expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y número dos de la candidatura de JxCat para las elecciones catalanas del 14 de febrero.

Los posconvergentes han apostado por dos dirigentes de perfil muy radical para liderar sus listas. Nacionalistas de pura cepa que no tienen que avergonzarse de ello, como ha pedido el cantante Lluís Llach a los dirigentes independentistas. La número uno, Laura Borràs, suscribió el polémico manifiesto Koiné de defensa del monolingüismo, que califica a los catalanes nacidos en el resto de España como «colonos lingüísticos». Canadell también se refiere de esta forma a los catalanes que no han nacido en Cataluña. Su ascenso ha sido meteórico. Hasta hace nada era un perfecto desconocido, propietario de una empresa de gasolineras. Estuvo a punto de salir elegido presidente de la Asamblea Nacional Catalana.

Con ese trampolín, en dos años ha pasado de ganar unas elecciones en la Cámara de Comercio de Barcelona, a ser el número dos de la lista de JxCat por Barcelona y con opciones de ser el cabeza de lista, si Laura Borràs acaba siendo inhabilitada por la causa abierta por presunta corrupción que tiene abierta en el Tribunal Supremo. Siempre con el permiso de Carles Puigdemont, que ha mostrado su deseo de encabezar la candidatura, un gesto simbólico porque no podrá hacer efectiva la elección por su situación penal, pero con indudable prestigio cazavotos por su carisma entre el mundo secesionista.