Quim Torra cierra todas las puertas al adelanto electoral

Esquerra, PSC y los Comunes presionan al presidente de la Generalitat para que se anticipe al Tribunal Supremo

Quim Torra, durante la reunión telemática del martes del Gobierno catalán
Quim Torra, durante la reunión telemática del martes del Gobierno catalán

Barcelona / Colpisa

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, cerró este martes todas las puertas al adelanto electoral en Cataluña, que piden tanto sus socios de ERC como, desde la oposición, el PSC y los Comunes. Ni habrá anticipo de los comicios ni el jefe del Ejecutivo catalán se sentará a negociar con los republicanos el calendario electoral, a pesar de los mensajes de estos días de Oriol Junqueras y Marta Rovira.

JxCat quiere poner nervioso a su socio y controlar los tempos de la legislatura, al menos hasta que el Tribunal Supremo retome la normalidad y decida sobre la inhabilitación del presidente de la Generalitat. En ese caso sí habría elecciones catalanas, pero no convocadas por el dirigente nacionalista, ya que los independentistas serán incapaces de pactar un sucesor, como admiten fuentes del entorno del vicepresidente Pere Aragonès. El Tribunal Supremo fue decisivo en el inicio de la legislatura de Quim Torra, con la sentencia del procés, y marcará su desenlace, si le acaba inhabilitando.

Pero el Govern no quiere oír hablar de elecciones hasta que llegue la sentencia en el alto tribunal. Ese fue el mensaje que trasladó este martes la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, a sus socios gubernamentales de Esquerra. Quien tiene la potestad de pulsar el botón electoral es el presidente de la Generalitat, y «solo» él, y su único pensamiento está en estos momentos en gestionar la crisis sanitaria, según la dirigente postconvergente.

La portavoz del Govern catalán puso sobre la mesa un argumento más: el Ejecutivo catalán, dijo, no puede permitirse el lujo de convocar elecciones ahora, pues la gestión de la pandemia tendría que hacerla con un gobierno en funciones, lo que supone una dificultad añadida. «Estamos en medio de una pandemia, que todavía no ha acabado, y por tanto desde la Generalitat nos tenemos que concentrar y estamos concentrados en la lucha contra esta crisis. En estos momentos no contemplamos un escenario electoral», afirmó. Caso cerrado, de momento.

Sin informes

Torra pretende alargar al máximo la legislatura. Este jueves cumplirá dos años desde que fue investido y su mandato expira el 21D del 2021. En ERC, de hecho, temen que la estrategia de JxCat sea jugar la carta del victimismo, si el presidente acaba siendo condenado e inhabilitado. Los republicanos son conscientes de que sus socios se manejan mejor en situaciones de máxima emotividad, de tensión ambiental y carga simbólica.

Una prueba irrefutable de que en el Govern no tienen en la agenda la posibilidad del adelanto electoral es que nadie desde la Consejería de la Presidencia se ha dirigido al Departamento de Salud para pedir un informe sobre cuáles serían lo requisitos para celebrar unos comicios en plena crisis de la pandemia. La consejera de Salud, de hecho, admitió que desconoce en qué fase de la desescalada deberían celebrarse unos comicios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Quim Torra cierra todas las puertas al adelanto electoral