El PSOE cede a las protestas de la oposición y el Congreso recuperará las sesiones de control al Gobierno después de Semana Santa

Se celebrará el 15 o el 16 de abril y acudirán Sánchez y varios ministros

Sánchez y Casado, en una foto de archivo
Sánchez y Casado, en una foto de archivo

REDACCIÓN / AGENCIAS

El PSOE se resistió hasta el último minuto, pero no le quedó más remedio que ceder en sus pretensiones tras el último órdago del PP —secundado incluso por Bildu—, para recuperar las sesiones de control al Gobierno en el Congreso. «Recurriremos al Constitucional si es preciso», anunció por la mañana la portavoz de los populares, Cayetana Álvarez de Toledo, para dar recorrido a su reivindicación ante la Mesa de la Cámara Baja. Poco después era Vox quien anunciaba la judicialización de la negativa de los socialistas a facilitar las sesiones de control al presidente y los ministros.

La medida causaba especial rechazo en el PSOE, que lanzó duros ataques contra el PP a través de las redes sociales por boca de su portavoz, Adriana Lastra, y su adjunto, Rafael Simancas, que recuperaron incluso el mote de la «derechita cobarde» popularizado por Vox para intentar ridiculizar las reclamaciones de Álvarez de Toledo y los populares. «Vox toca el silbato y la derechita cobarde baila», escribió Lastra. «Mientras los españoles se sacrifican en los confinamientos para vencer el Covid-19, la derecha pone en riesgo la salud de los trabajadores del Congreso», añadió Rafael Simancas, quien  tachó de «lamentable» que el objetivo de esta medida sea que «sus aplausos suenen más que los del resto».

El cambo de rumbo llegó a última hora de la tarde. «El Congreso hará una sesión de control al Gobierno la semana próxima, previsiblemente el 15 o el 16 de abril», informaron a Efe fuentes parlamentarias. En la reunión de la Junta de Portavoces, el PP y Vox, pero también otros grupos como EH Bildu, abogaron por restaurar el control parlamentario al Gobierno, más allá de las sesiones con comparecencia del presidente, Pedro Sánchez, que se están produciendo.

El jefe del Ejecutivo acudió al pleno del Congreso los pasados 18 y 25 de marzo para comunicar la declaración del estado de alarma y para pedir una primera prórroga hasta el 11 de abril, respectivamente. Este jueves volverá al pleno para solicitar autorización para una segunda prórroga, hasta el 26.

Durante la reunión de la Mesa del Congreso, este martes, la presidenta, Meritxell Batet, ha propuesto levantar la suspensión de los plazos de los trámites parlamentarios que se acordó el pasado 19 de marzo, en consonancia con la suspensión de la actividad ante la emergencia sanitaria.

En la Junta de Portavoces los grupos han optado por ir paulatinamente recuperando las funciones atribuidas al Congreso, como la de control al Gobierno.

Habrá, por tanto, una sesión plenaria el 15 el 16 de abril con preguntas orales de la oposición al presidente y a los ministros. Todo apunta a que las preguntas versarán sobre la gestión de la crisis del coronavirus. Además, apuntan las fuentes, las mesas de las comisiones se irán reuniendo para progresivamente ir recuperando el calendario previsto y sus correspondientes programas de trabajo

Al próximo pleno acudirán hasta 45 diputados populares «guardando un metro de distancia» ­ entre uno y otro. El PP había exigido el sábado, en la conversación de Pablo Casado con Pedro Sánchez para consensuar la prórroga del estado de alarma, que se reanudará el trabajo de control parlamentario. Ahora, falta por ver el resultado dela reapertura. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El PSOE cede a las protestas de la oposición y el Congreso recuperará las sesiones de control al Gobierno después de Semana Santa