El CNI destapa una red de espionaje cubano de «alto nivel» en España

Melchor Saiz-Pardo MADRID / COLPISA

ESPAÑA

FLICKRKEVIN ÁLVAREZ

La trama sale a la luz tras impedir el Gobierno la nacionalización de dos agentes castristas

16 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) libra una guerra contra el espionaje cubano en España desde hace años. Normalmente, esta batalla de contrainteligencia para neutralizar a los agentes secretos del régimen castrista, aunque es conocida en todos los círculos de seguridad del Estado, es silenciosa y silenciada, ya que La Habana y Madrid mantienen relaciones diplomáticas plenas y reconocer sin ambages que Cuba espía en España es un asunto muy embarazoso.

Pero el CNI ha tenido que dar ese paso y revelar públicamente la existencia en territorio nacional de un entramado de espías a sueldo del Gobierno de la isla caribeña. La Casa se ha visto forzada a enseñar sus cartas con un buen motivo: era su única y última opción para evitar que un matrimonio de agentes castristas consiguieran la nacionalidad española.

Parte de los informes confidenciales de los servicios secretos españoles han acabado en sendas sentencias de la Sección Primera y de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional de los pasados octubre y noviembre. Esas resoluciones confirmaron la decisión del Gobierno (exactamente de la Dirección General de los Registros y del Notariado del Ministerio de Justicia) de denegar en el 2018 a un matrimonio cubano la nacionalidad, pese a tener residencia legal y continuada en España desde el 2012 y carecer de antecedentes legales. Justicia, que sí aceptó nacionalizar a la hija menor de ambos, alegó en sus resoluciones denegatorias «motivos de interés nacional» y que los dos demandantes no habían acreditado «buena conducta cívica».