Pablo Iglesias se queda más solo: Compromís irá a las elecciones junto al nuevo partido de Errejón

Podemos Andalucía se desvincula también de Podemos y apuesta porque la candidatura de la izquierda en esta región se llame «Adelante» y tenga perfil propio en el Congreso


Redacción

La irrupción en las próximas elecciones generales de Más Madrid, la plataforma de Íñigo Errejón, ha provocado un terremoto en las confluencias de Unidas Podemos y de otros partidos de izquierda sobre si pactar alianzas con la nueva candidatura o con la encabezada por Pablo Iglesias. El último en posicionarse ha sido Compromís. A pesar de que su líder, Mónica Oltra, era partidaria esta mañana de una gran plataforma de izquierda en la Comunidad Valenciana que aglutinase al partido de Errejón y el de Iglesias, finalmente las ejecutivas del Bloc y de Iniciativa pel Poble Valencià, mayoritarias en la coalición Compromís, han acordado esta noche coaligarse con el nuevo partido de Errejón. De esta forma Compromís huye de Pablo Iglesias.

Más Madrid tiene previsto celebrar este miércoles una asamblea para acordar que Errejón sea su cabeza de lista, la marca con la que concurrirán y en qué circunscripciones lo harán, informa Efe. Errejón, que no estuvo en la asamblea de este domingo, en la que se acordó concurrir el 10 de noviembre, ha aparecido esta tarde en la reunión del grupo parlamentario de Más Madrid, pero ha rehusado hacer declaraciones.

Todo apunta a que el partido del que fuera mano derecha de Iglesias se presentará en los feudos que reparten más escaños con el fin de que en los pequeños, la dispersión del voto no perjudique a la izquierda. La incógnita es saber con qué partidos se aliará, ante el debate generado en las confluencias de Unidas Podemos.

Podemos Andalucía ha defendido que en vez de Unidas Podemos, la candidatura de la izquierda en esta región se llame «Adelante» y tenga perfil propio en el Congreso, al estilo de En Comú Podem o Galicia en Común, algo que no contempla el partido de Iglesias.

El secretario de Política y Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, ha apuntado que a Errejón «le gustaría mucho» compartir filas con su formación, que en las pasadas elecciones del 28 de abril, aportó nueve escaños a Unidas Podemos, de los 42 que tiene todo el grupo parlamentario.

En Marea, que en los anteriores comicios se presentó al margen de Podemos, ha abierto la puerta a una alianza con Errejón que incluya a la exdirigente de la formación morada Carolina Bescansa. En Comú Podem no tiene intención de romper su alianza con Iglesias para juntarse con Errejón.

«No nos planteamos ni está sobre la mesa la posibilidad de cambiar nuestras alianzas a nivel estatal. Tanto con Unidas Podemos como con las confluencias que la integran la relación es estable, y si se confirma la aparición de una nueva formación no variará nuestra alianza», ha asegurado el portavoz de la formación catalana, Jaume Asens.

Equo no ha decidido su postura, aunque ha criticado que su dirigente Inés Sabanés haya tomado partido por Más Madrid. «En los estatutos de Equo no se permite la doble militancia. Mucha gente de Equo no está de acuerdo con la presencia hoy de gente de Equomadrid en lo de Errejón», ha advertido el líder de la formación ecologista y miembro de la dirección del grupo de Unidas Podemos.

Todos pendientes del partido de Errejón

La decisión de Más Madrid no responde a una estrategia orquestada con el PSOE, según la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, pero ha confiado que en ayude a sumar, porque «Unidas Podemos no lo ha hecho». El líder del PSC, Miquel Iceta, ha barruntado que el salto de Más Madrid a la política nacional puede implicar «ventajas» y «algún inconveniente» porque hay partidos que «sacan votos, pero no los traducen en escaños».

El portavoz del PSOE en la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha apuntado que el partido de Errejón le quitó «algunos votos» en las pasadas elecciones autonómicas y ha recordado «cuál fue el resultado», en alusión a que la fragmentación de la izquierda hizo que el bloque PP-Ciudadanos-Vox sumaran mayoría.

El PP ha interpretado la decisión de los de Errejón de presentarse a los comicios del 10 de noviembre como un movimiento que perjudicará al PSOE y ahondará la división de la izquierda.

Casado modera su discurso buscando el cierre de filas para la carrera del 10N

FRAN BALADO
Teodoro García Egea, que dirigirá la campaña del 10N, charla con Pablo Casado antes del comité ejecutivo del PP celebrado este lunes en Madrid
Teodoro García Egea, que dirigirá la campaña del 10N, charla con Pablo Casado antes del comité ejecutivo del PP celebrado este lunes en Madrid

Cs vuelve a rechazar España Suma: «Hay que sumar diputados, no imputados»

Pablo Casado pareció haber aprendido la lección que le dieron las urnas el pasado 28 de abril en las últimas generales celebradas hasta la fecha: las elecciones se ganan desde el centro. Para las autonómicas y municipales del 26 de mayo suavizó algo su discurso, lo que le permitió salvar la pelota de partido gracias a Madrid. Y para su próxima cita con las urnas parece que seguirá esa senda.

Al menos es lo que dio a entender en su discurso de este lunes ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, en el que se postuló para «liderar una mayoría centrada con un calendario de ambiciones nacionales». Las encuestas que maneja Génova recogen que los bandazos de Rivera y el descalabro de Vox durante la legislatura fallida han reforzado su figura como jefe de la oposición, y a diferencia de mayo, se ve incluso más cerca de la Moncloa que de ceder la histórica posición hegemónica de los populares en el lado conservador del tablero político: «No hay posibilidad alguna de sustituir al PP como cerebro y corazón y pulmón del centroderecha», advirtió a los líderes de Cs y Vox. Y esta confianza contribuye a que su discurso gane suavidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Pablo Iglesias se queda más solo: Compromís irá a las elecciones junto al nuevo partido de Errejón