Chivite será presidenta de Navarra el viernes, con la abstención de Bildu

Las bases de Podemos optan por apoyar a Chivite y entrar al Gobierno

María Chivite, tras reunirse con el presidente del Parlamento navarro, que la ha propuesto como candidata a la presidencia de la comunidad foral
María Chivite, tras reunirse con el presidente del Parlamento navarro, que la ha propuesto como candidata a la presidencia de la comunidad foral

Madrid / La Voz

Cuenta atrás para que el Gobierno de Navarra vuelva a manos socialistas el próximo viernes -han pasado 23 años desde el último gabinete del PSOE en la comunidad-, después de que el presidente del Parlamento, Unai Hualde, tras reunirse con los diferentes grupos, comunicara este lunes a la Mesa y a la Junta de Portavoces la propuesta de la candidatura de María Chivite a la presidencia. La Cámara ha habilitado agosto para la investidura, que comenzará en la mañana del jueves con el discurso de Chivite, pero cuya votación final se espera para la tarde del viernes, ya que se da por descontado que la candidata no logrará la mayoría absoluta requerida la víspera, 26 votos de 50. La mayoría simple (más votos a favor que en contra) se espera 24 horas después, el viernes, con la abstención de Bildu.

Aunque la formación de Arnaldo Otegi aún tiene que realizar este martes una consulta vinculante a sus bases, la dirección ya defendió este fin de semana facilitar a Chivite -vía abstención- el Gobierno de Navarra, después de que el PSN alcanzara un acuerdo el viernes con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra (I-E).

La materialización del cuatripartito, pero especialmente la anunciada abstención de Bildu, prendió la mecha de las críticas a los socialistas, que este lunes arreciaron. Andrea Levy abrió la espita el domingo, calificando de «pacto de la vergüenza» que el PSN gobernara en Navarra gracias a la aritmética de la abstención aberzale, y lo usó como argumento para reafirmarse en la negativa del PP a darle a Sánchez oxígeno en septiembre. Y este lunes Cuca Gamarra, vicesecretaria de Política Social del PP, insistía: «No puedes pedir la abstención cuando estás negociando con el apoyo de los filoetarras de Bildu».

Lo mismo aseguró la presidenta del PP en Navarra, Ana Beltrán, advirtiendo de que si se consuma «la traición» a la Comunidad Foral a Sánchez «se le va a acabar el relato y el cuento», porque evidencia que «no quiere un pacto con los constitucionalistas». Javier Esparza, presidente de UPN y candidato de Navarra Suma (la coalición formada por PP, UPN y Cs) reforzó las críticas, asegurando que las políticas que desarrolle el Gobierno de Chivite «estarán en manos de Otegi». 

Bildu condicionará el Gobierno

Aunque los socialistas insistieron en que no han tenido contacto alguno con Bildu -que formó parte del cuatripartito en la pasada legislatura- y que su compromiso es únicamente con Geroa Bai, Podemos e I-E, la portavoz parlamentaria de los aberzales en Navarra, Bakartxo Ruiz, no lo ve del mismo modo. Describió a su formación como «llave para condicionar las políticas» del Gobierno, reafirmándose en que lo mejor para los navarros es «mantener a la derecha, la ultraderecha más beligerante, en la oposición».

Por su parte el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no dejó pasar la ocasión de cargar contra Pedro Sánchez. Además de postularse -en clave nacional- para «liderar un proyecto desde el que se pueda reconstruir el constitucionalismo que Sánchez ha abandonado», arremetió contra el presidente en funciones asegurando -en referencia a Bildu- que «no se ve obligado, se tira de cabeza a los pactos con los que quieren romper España».

Las bases de Podemos aceptan el acuerdo

Las bases de Podemos han decidido en la consulta plantada por la dirección apoyar a la socialista María Chivite en su investidura como presidenta de Navarra y entrar en un gobierno de coalición con PSN y Geroa Bai. En la consulta, en la que han participado el 65,18% de los inscritos según los datos ofrecido por la formación morada, 597 votos han respaldado la opción ganadora, el 79,39% de los durante la jornada de ayer participaron en la misma. Además otros 116 votos (15,43%) se han inclinado por votar a favor de la investidura pero no entrar en el Gobierno y 39 (5,19%) por abstenerse en la investidura.

Vota: ¿Te parece bien que el PSN aproveche la abstención de Bildu para gobernar en Navarra con nacionalistas y Podemos?

La Voz

Los socialistas de Navarra pactarán con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra

Un respaldo del 89 % de la militancia. Con esta cifra María Chivite, secretaria general del PSN, y gracias al acuerdo con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, será nombrada presidenta del Gobierno navarro. Los cuatro partidos suman 23 escaños, tan solo a tres de la mayoría absoluta. Por lo tanto, precisarán de la abstención de EH Bildu para hacer posible la investidura. Y el partido ya ha revelado sus cartas, afirmando que posibilitará la formación del gobierno.

Bildu ha basado su decisión en que, de esta forma, evitará «la recomposición del régimen tal y como lo hemos conocido». Alegando asimismo que tendrá «capacidad para condicionar e incidir en las políticas del Gobierno, ya que necesitaría nuestros votos en cada una de las cuestiones que quieran sacar adelante».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

Chivite será presidenta de Navarra el viernes, con la abstención de Bildu