El Supremo confirma la prisión para Iñaki Urdangarin con una rebaja de cinco meses

La Sala Penal impone al marido de la infanta Cristina cinco años y diez meses de privación de libertad. La rebaja responde a la ausencia de falsedad documental. Ha sido citado este miércoles en Palma para recibir la orden de prisión

El Supremo confirma la prisión para Iñaki Urdangarin con una rebaja de cinco meses La Sala Penal impone al marido de la infanta Cristina cinco años y diez meses de privación de libertad
Agencias
Redacción

Iñaki Urdangarin está a solo un paso de entrar en la cárcel. El Tribunal Supremo ha condenado al marido de la infanta Cristina a una pena de cinco años y diez meses de cárcel, rebajando en cinco meses la que le impuso la Audiencia de Palma de Mallorca en febrero del 2017 por delitos de prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales relacionados con la actividad de la citada entidad sin ánimo de lucro. La rebaja acordada por el Supremo deriva de que le absuelve del delito de falsedad en documento público cometido por funcionario, al entender que no ha quedado probada su intervención.

Esta decisión dejaría al exduque de Palma al borde de la entrada en prisión, puesto que el Tribunal Constitucional, al que previsiblemente recurrirá su defensa, suele tener en cuenta como límite las penas de entre cinco y seis años de cárcel para establecer si suspende o no la ejecución de las condenas mientras resuelve sobre el amparo de las mismas.

La Audiencia le cita este miércoles para entregarle la orden de prisión

Decidirá en primera instancia la Audiencia de Palma. Lo más probable es que el fiscal pida que se celebre una vista para ver si se adoptan medidas cautelares para los afectados en tanto no se convierte en firme la sentencia. La petición del fiscal para Urdangarin será, casi con total seguridad, de prisión preventiva, dada la gravedad de la condena. Ante esa solicitud, la Audiencia puede suspender su ingreso ante la perspectiva de que el TC admita a trámite el recurso, o enviarle a la cárcel.

Aún en el caso de que el Constitucional admita a trámite un posible recurso de Urdangarin, lo previsible es que no suspenda la ejecución de la pena y que por tanto, tampoco evite el ingreso en la cárcel del reo o de la orden de que salga de la cárcel si hubiera ingresado ya. Habitualmente, el TC solo suspende al admitir a trámite un recurso de amparo contra una condena si la pena en cuestión es inferior a cinco años, lo que no sucede en el caso de Urdangarin.

De momento, el exduque de Palma ya ha sido citado junto a Diego Torres y Jaume Matas por la Sección Primera de la Audiencia Provincial. Deberán comparecer ante el tribunal de Palma este miércoles entre las 9 y las 14 horas para que se les haga entrega de la orden de prisión una vez que el Tribunal Supremo ha notificado a este órgano judicial, a efectos de ejecución, el fallo de su sentencia.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo revisó el caso el pasado 21 de marzo en una vista pública en la que la fiscala Ángeles Garrido defendió un incremento de las penas para Urdangarin y su socio Diego Torres por considerarles «motor de toda la secuencia» de los delitos cometidos mediante el Instituto Nóos. Para el primero solicitó que se incrementara la condena inicial de seis años y tres meses de prisión hasta los diez años.

Iñaki Urdangarin, el hombre que sentó en el banquillo a la monarquía

María Viñas
El Supremo confirma la prisión para Iñaki Urdangarin con una rebaja de cinco meses La Sala Penal impone al marido de la infanta Cristina cinco años y diez meses de privación de libertad

Aquel chico rubio en el que la infanta Cristina se fijó durante un partido de balonmano en Atlanta 96, atento marido, yerno ideal, acabó siendo una estafa. Durante los años 2007 y 2008, llegó a defraudar a la Agencia Tributaria 326.000 euros

Iñaki Urdangarin «se dio» su primer paseíllo a las puertas de los juzgados de Palma el sábado 25 de febrero del 2012. Pero la pesadilla del yerno del rey hoy emérito había comenzado ya casi dos años antes, en julio del 2010, con la decisión del juez Castro de emancipar del caso Palma Arena la investigación sobre los negocios de Urdangarin y su socio Diego Torres en las entrañas del Instituto Nóos. Algo le olía mal. Las cuentas de la institución catalana, presidida por el exduque de Palma y concebida como una suerte de ONG de patrocinio y mecenazgo, llevaba un tiempo registrando movimientos como mínimo curiosos. Entre sus clientes, titanes empresariales como Telefónica o Repsol, y un buen puñado de administraciones autonómicas que filtraban a dedo en sus arcas euros a mansalva.

Seguir leyendo

Votación
18 votos
Comentarios

El Supremo confirma la prisión para Iñaki Urdangarin con una rebaja de cinco meses