La metadata del Gobierno de Pedro Sánchez

El número de ministerios, el 65% de mujeres,  las carteras que se queda el aparato socialista y otros datos relevantes del equipo elegido por el presidente socialista

.

Ya sabemos todos los nombres. Tras dos días de filtraciones y trending topics, Pedro Sánchez ha leído uno por uno los ministros que le acompañarán en este Gobierno que hace poco más de una semana nadie imaginaba. Quedaban pocas sorpresas, porque en 72 horas se han ido dejando caer los componentes a cuentagotas para que cada uno pudiese tener su momento de gloria. Cultura era la excepción (toda una metáfora) y el nombre de Màxim Huerta junto a la elección de Isabel Celaá como portavoz del Gobierno fueron las únicas novedades de una comparecencia que se hizo esperar más de la cuenta. Con todas las incógnitas resueltas es el momento de analizar la metadata del nuevo Gobierno. Cifras y conclusiones que se pueden extraer de la elección de los nuevos inquilinos de las sillas del Consejo de Ministros.

Los 17 ministerios

Es el número mágico del socialismo (lo usaron González y Zapatero) y uno de los más repetido entre los 55 gobiernos que se han formado desde las primeras elecciones democráticas del 1977. Pedro Sánchez ha optado por una fórmula muy parecida a la de Felipe González, un único vicepresidente y 17 ministros. Rajoy apostó siempre por el 13, así que el Ejecutivo de Sánchez supondrá la creación de cuatro nuevas carteras.

Un 65 % de mujeres

¿Consejo de Ministras? A partir de este viernes habrá mayoría femenina en la reunión semanal en La Moncloa. Once mujeres y seis hombres asumirán las carteras. Según datos de la ONU Mujeres, actualizados a fecha 1 de enero de 2017, España se convertiría en el país del mundo con mayor presencia de mujeres entre sus ministros. Hasta ahora, el primer puesto lo ocupaba Bulgaria, donde hay casi un 52,9% de presencia femenina en el Gobierno, al igual que Francia y Nicaragua.

En total, en la etapa democrática, 42 mujeres han ocupado hasta ahora alguna cartera ministerial: 1 con la UCD; 5 en los gobiernos de Felipe González (1982-1996); 11 en la etapa de José María Aznar (1996-2004); 18 en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, (2004-2011) y 7 en la etapa de gobierno de Mariano Rajoy (2011-2018).

Los 54 años 

Es la media de edad del nuevo ejecutivo. Sánchez, de 46 años, se ha rodeado principalmente de un equipo que define como intergeneracional, aunque la mayoría de ellos rondan  ya han superado la barrera de los 50 años. Borrell, a sus 71 años, será la voz de la experiencia en el nuevo Gobierno y la ministra de Sanidad, la valenciana Carmen Montón será con 42 años la benjamina del Consejo.

Cuatro novatos

El magistrado Grande-Marlaska, la fiscala Dolores Delgado, el astronauta Pedro Duque y el periodista Máxim Huerta han sido los grandes (e inesperados) fichajes de Pedro Sánchez. Empezar en política directamente como ministro puede ser una ventaja y un riesgo al mismo tiempo. El que parece que lo tendrá más duro por su trayectoria es el periodista valenciano, al que al poco de saberse que será ministro de Cultura y Deporte muchos ya le reprochaban su escaso (por no decir nulo) interés en el deporte y su falta de experiencia en gestión.

Ocho comunidades

Madrid, Valencia y Andalucía tendrán tres puestos en el Consejo de Ministros. Son las comunidades más beneficiadas por el reparto territorial del nuevo Gobierno, en el que también habrá dos ministros catalanes, otros tantos vascos y dos componentes nacidas en Castilla y León. La lista de las ocho comunidades con representación en el ejecutivo la completan Extremadura y Galicia, que tendrá una silla en el consejo gracias al nombramiento de Nadia Calviño.

Los tres robos

Para conformar su Gobierno Sánchez ha echado manos de la cantera autonómica. Muchos de los ministros ya habían tenido cargos en sus comunidades y dos de ellas, María Jesús Montero y Carmen Montón, ocupaban hasta hoy el cargo de consejera. Andalucía y la Comunidad Valenciana tendrán que buscar relevos. También la Unión Europea tendrá que buscar sustituto para Nadia Calviño, la nueva ministra de Economía, que era desde el 2014 directora general de Presupuestos,

Dos exministros 

Josep Borrell y Carmen Calvo son los únicos que saben lo que supone tener una cartera ministerial. Pero ninguno de ellos repetirá competencias. Calvo cambia Cultura por la vicepresidencia y el ministerio de Igualdad. Borrell, que con Felipe González asumió el ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, aprovechará ahora su paso por el Parlamento Europeo para ponerse al frente del ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y de Cooperación.

Cuatro del aparato

De la Ejecutiva que formó para llevar la dirección del PSOE, el nuevo presidente del Gobierno tan sólo ha contado con cuatro miembros para asumir un ministerio: José Luis Ábalos (Fomento), Margarita Robles (Defensa y el CNI) , Magdalena Valerio (Trabajo) y Carmen Calvo (Vicepresidencia e Igualdad). El líder socialista ha reservado a algunos de sus estrechos colaboradores para otros puestos de relevancia, como es el caso de Adriana Lastra que será la portavoz en el Congreso. Uno de los nombramientos con más morbo en el seno de partido es el del nuevo ministro de Agricultura ya que Luis Planas en el 2013 quiso disputarle a Susana Díaz el liderazgo del PSOE andaluz.

Pedro Sánchez apuesta por Europa y por la mujer

Fran Balado
.

El presidente del Gobierno presenta a los 17 integrantes de su Gabinete, un equipo que cree «altamente cualificado» y que considera «fiel reflejo de lo mejor de la sociedad española»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desveló ayer la estructura y la composición del que a partir de ahora será su Gabinete, en el que por primera vez habrá una mayor presencia de mujeres que de hombres: 11 de 17.

En palabras del jefe del Ejecutivo, se trata de un equipo confeccionado «para servir al país y a la ciudadanía» y que aspira a ser un «fiel reflejo de lo mejor de la sociedad», que definió como «paritaria, intergeneracional, abierta al mundo y anclada a la Unión Europea, y altamente cualificada». Sánchez, en su primera comparecencia oficial desde la Moncloa, aseguró que todos y cada uno de los miembros de su Gobierno son «plenamente conscientes de las exigencias democráticas» que demandan sus nuevas ocupaciones, «que la política no es una carrera profesional» -agradeció a muchos que hubiesen dejado de lado su dedicación profesional para aceptar el cargo- «y que exige escuchar, dialogar y consensuar con aquel que piensa distinto», comentó, consciente de la minoría en la que se encuentra su partido en el ámbito parlamentario, lo que difícilmente le permitirá llevar adelante medidas de peso sin haber alcanzado previamente acuerdos con otras formaciones políticas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La metadata del Gobierno de Pedro Sánchez