Mariano Gomà: «La gente vendrá a la manifestación porque está perdiendo el miedo»

«¿Verdad que Puigdemont no ha ido a visitar a ningún herido? Es que no hay ningún ingresado», afirma el presidente de la Sociedad Civil Catalana

.

La Voz en BARCELONA

El presidente de Sociedad Civil Catalana, Mariano Gomà (Barcelona, 1952), se vanagloria de que esta entidad vive solo de donaciones. Bueno, y de los 120 euros que pagan al año sus 80 socios. «Somos escrupulosamente transversales, si no no tendría razón de ser, y si perdiéramos un gramo de nuestra transversalidad nos escoraríamos a la derecha y no podemos permitirlo», asegura. Así han conseguido sumar a todos los partidos constitucionalistas a la gran concentración de mañana en Barcelona.

-¿Qué es y qué espera de la manifestación de mañana?

-Será una manifestación de catalanes con apoyo de otras partes de España que se están uniendo. Están fletando autobuses en Madrid, Navarra, Aragón, Andalucía, Valencia... Podemos ser cien mil o un millón, no lo sabemos.

-¿Temen fracasar?

-Si la manifestación acabara, que no va a ser, en un fracaso, hay que medir las cosas con la misma vara. Somos una asociación de voluntarios que no recibimos dinero público. En cambio, las asociaciones independentistas perciben millones de euros públicos y son capaces de atraer a la calle a tanta gente porque les proponen el viaje con visita guiada incluida. Nosotros no lo podemos hacer. Aun así estamos colapsados. Recibimos peticiones de cientos de autocares de Cataluña y no los podemos pagar.

-¿Le ha funcionado al independentismo subvencionar a Òmnium y a ANC?

-El independentismo lleva muchos años recibiendo grandes dosis de dinero de la Generalitat, adoctrinando y organizándose. Frente al silencio de la sociedad, han montado una máquina de propaganda y adoctrinamiento que no ha tenido rival.

-¿Ha tardado mucho la otra parte de la sociedad en reaccionar?

-Hay una mayoría silenciosa y otra silenciada. La gran mayoría de la sociedad catalana ha permanecido callada porque no se lo creía y otra mucha gente piensa que esto se acabará arreglando.

-¿Pero algo está cambiando?

-El domingo se pueden desbordar las expectativas, porque la gente está perdiendo el miedo. Yo siempre digo que los balcones que no tienen banderas, que son la mayoría, son nuestros. Todos los independentistas las ponen, pero la gente está empezando a estar enfadada.

-¿Qué opina de que ahora Puigdemont pida un pleno para el martes?

-Quiere hacer un discurso al pleno, pero como declare la independencia lo anularán, saldrá del Parlamento e irá a la cárcel. Estamos viendo advertencias de bancos, empresas y de la UE de que no lo puede hacer, y no debe hacerlo, porque creará un caos en el país

-¿Cómo interpreta esa llamada al diálogo del consejero de Empresa, Santi Vila?

-A Vila lo catalogaría como el Guadiana, entra y sale. Es un hombre inteligente, tolerante, moderado, pero hay momentos en que la corriente lo arrastra hacia la parte oscura del río. En Cataluña, hasta ahora, la sociedad ha estado silenciada y con ello han silenciado incluso a consejeros, y algunos se han ido por no querer silenciarse.

-¿Cómo justifica la marcha de bancos y empresas?

-El dinero es muy cobarde, y a la vista de que pueda llegar la declaración de independencia y que se cree un caos económico, las empresas se van a ir marchando. Está cayendo la petición de viajes, y eso es el final de Barcelona, pues el 25 % de sus ingresos proceden del turismo y los hosteleros caerán en cadena. Hay hosteleros que ya se han llevado sus fondos de maniobra a Castellón. El efecto cadena puede ser tremendo y a la primera que baje el turismo va a haber despidos masivos en hostelería y van a caer los negocios.

-¿La actuación policial hizo cambiar de parecer a mucha gente?

-Cuando en un país del mundo hay concentraciones de ciudadanos que pretenden transgredir la ley, ¿qué policía no actúa? ¿Acaso en Alemania no actúa cuando hay un G20 o un G8? Aquí no había grupos antisistema, sino niños, personas mayores, pero ¿qué tiene qué hacer la policía si se le ponen enfrente? Pues puede pasar lo que pasó. Para mí el error fue la orden de enviarlos, porque los independentistas querían hacer su propio festival.

-¿Hubiese sido mejor no enviar a la policía?

-Aunque es fácil decirlo cuando ya ha pasado, sería mejor que estuvieran presentes, pero que dejasen hacer, porque los voluntarios no tenían urnas ni papeletas ni censo ni capacidad de recuento. El gran error fue regalarles a los independentistas la foto que querían de violencia contra la población, y es la que vendieron a todo el mundo., aunque se han distribuido muchas fotos falsas. Y de los heridos, ¿verdad que Puigdemont no ha ido a visitar a ninguno? Es que no hay nadie ingresado.

«Estamos viviendo en una dictadura absoluta»

La Generalitat ha hecho que a la gente que discrepa del independentismo se la señale con el dedo, afirma Gomà.

-¿Quiénes son los silenciados?

-Los funcionarios de las Administraciones públicas, los propietarios de negocios, de fábricas y todo tipo de personas a las que están amenazando su economía, con no contratarlos, con no hacerles compras. Han tragado porque velan por su subsistencia. Estamos viviendo en una dictadura absoluta. Hay presión sobre las empresas. Las de autocares para venir el domingo reciben presiones para no que no hagan el viaje y nos preguntan qué va a pasar después. Hay problemas con el Ayuntamiento por los permisos para la manifestación, mientras que las asociaciones independentistas lo piden y lo obtienen inmediatamente.

-¿El diálogo es la salida?

-Se puede dialogar, pero siempre en el marco de la ley. No hay ningún instrumento, un coche, una lavadora, que no tenga que pasar una revisión. La Constitución es fantástica para la España del 78, pero todo ha cambiado enormemente. Podemos preparar un grupo de sabios para cambiar la Constitución y adaptarla al equilibrio territorial del 2018 y, si hay que hacer un referendo, ya se hará en esa legalidad.

-¿Qué solución ve?

-Elecciones en Cataluña, sea porque las convoque ya Puigdemont, ya el Estado. Si hay declaración de independencia, a Puigdemont lo detendrán y, si no la hay, la CUP le retirará su apoyo y lo echarán. En las elecciones, el pueblo catalán hablará. Un 52 % dijeron no a la independencia en las pasadas. En que hable el pueblo legalmente puede estar el principio de la solución. Se verá si se forma una mayoría moderada que elimine subvenciones a los medios adoctrinadores y empezamos otra etapa. Se puede llegar a un tripartito, se detendría la tensión. El efecto colateral será dar una segunda oportunidad al Gobierno de España de estar presente en Cataluña.

Vargas Llosa, Borrell y Coixet cerrarán la marcha de la Cataluña «silenciada»

Sociedad Civil Catalana (SCC) realizó ayer un llamamiento a que la Cataluña «silenciada» participe mañana en su manifestación en Barcelona para reclamar a la Generalitat que cese en su desafío. Se espera que la asistencia sea más nutrida de lo programado, lo que ha llevado a la organización a ampliar el recorrido. Acudirán el premio nobel Mario Vargas Llosa, la cineasta Isabel Coixet y el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, quienes leerán el manifiesto final.

Los organizadores prevén que sea «la mayor de la historia» de la asociación, cuyos vicepresidentes, Álex Ramos y Miriam Tey, expusieron ayer los detalles. Bajo el lema «¡Basta! Recuperemos la sensatez», la marcha comenzará a mediodía en la plaza Urquinaona y bajará por la vía Laietana, con lo que pasará por delante de la Jefatura Superior de Policía, donde hace unos días los independentistas protestaron por la presencia de policías y guardias civiles en Cataluña. Ramos aseguró que el acto es «para decir sí a la convivencia, sí al pluralismo, sí a la solidaridad». «Vamos a decir que estamos unidos por la democracia y el respeto a las instituciones», dijo.

Síntomas supremacistas

Ramos criticó el proceso independentista promovido por el «Gobierno catalán y sus entidades afines», que «han pretendido construir una nación y después crear desde la ilegalidad y la unilateralidad un Estado que diera acogida a esa nación independentista con muchos síntomas de tipo supremacista y con tics de totalitarismo».

A la manifestación se han adherido un total de 25 entidades y partidos como el PP y Ciudadanos. El PSC, aunque no se ha sumado a la convocatoria, sí ha animado a sus militantes a asistir y acudirán altos cargos del partido, aunque no lo hará el secretario general, Miquel Iceta. Desde Madrid viajarán políticos, académicos y escritores.

Los dirigentes de SCC han reclamado al presidente catalán que devuelva Cataluña a la legalidad y se deje de chantajes al Estado y de pedir mediaciones internacionales. «Para mediar debe haber un conflicto en igualdad de circunstancias; aquí no hay conflicto, hay unos señores que no cumplen con la democracia y el Estado de derecho», afirmó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
60 votos
Comentarios

Mariano Gomà: «La gente vendrá a la manifestación porque está perdiendo el miedo»