La Audiencia de Palma será la que decida si la duquesa declara ante el juez

El proceso del caso Nóos puede quedar listo para juicio antes del verano


Redacción / La Voz

Si una nueva resolución de la Audiencia de Palma no lo impide, Cristina Federica de Borbón, presidenta y socia al 50 %, -el resto corresponde a su marido- de la sociedad instrumental familiar Aizoon, supuestamente utilizada para aflorar los ingresos fraudulentamente obtenidos a través del Instituto Nóos, dentro de dos meses habrá de declarar ante el juez Castro como imputada en el mismo proceso en el que ya lo hicieron su marido, su ex socio y la esposa de este, entre otras personas.

El instructor la había convocado ya el pasado mes de abril, pero un sorpresivo recurso del fiscal dio pie a la Audiencia de Palma para revocar parcialmente aquella citación. Eso sí, le abrió una puerta al juez para que continuara con la investigación. Entonces, la mayoría de la sala sostuvo que «no es descartable que haya cometido los delitos de blanqueo de capitales y contra la hacienda pública».

El instructor aprovechó ese resquicio para citar de nuevo como imputada a la hija del rey. Como el fiscal Pedro Horrach en la primara citación no vio indicios suficientes, esta vez el instructor, para despejar todas las posibles dudas, le dedica 227 folios a explicarlos con todo lujo de detalles.

Los recursos

Nada más hacerse público el auto, antes de leerlo, ya las partes interesadas en evitar a toda costa el paseíllo de la hija del rey, anunciaron que van a presentar los recursos a que haya lugar. Como el instructor ya contaba con ello, fijó la declaración para dentro de dos meses, con lo que la Audiencia tendrá margen sobrado para resolver.

Distintas fuentes jurídicas consultadas expresan serias dudas de que los recursos puedan evitar esa declaración como imputada el ocho de marzo a las diez la mañana. Las mismas fuentes consideran que, si al final comparece, a partir de esa fecha, la decisión del juez de dictar un auto de transformación de la causa en procedimiento abreviado y de apertura de juicio oral puede ser cuestión de horas, como mucho, de días, con lo que el caso Nóos puede estar listo para juicio antes del verano.

En cuanto a si ese auto -el equivalente al de procesamiento en un sumario ordinario- incluirá o no a Cristina de Borbón, ya no existe tanta unanimidad. Los dos delitos que el juez imputa a la infanta -fraude fiscal y blanqueo de capitales- están castigados con hasta once años de cárcel en el Código Penal, pero para ello hay que acreditar que el fraude superó los 120.000 euros en cada ejercicio fiscal. En cualquier caso, la última palabra la tiene la Audiencia, no el instructor.

Algunos medios barajan la hipotésis de que la infanta podría beneficiarse de la llamada doctrina Botín, que impide abrir juicio oral solo con una acusación popular. Las fuentes consultadas aseguran que esa doctrina no es aplicable al caso porque se trata de delitos con repercusión pública, con lo que entraría dentro de los presupuestos del caso Atutxa, que fue condenado solo con una acusación popular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Audiencia de Palma será la que decida si la duquesa declara ante el juez