El Congreso subvenciona los cubatas de los diputados y sus invitados

Tomarse un gin-tonic de Larios costará 3,45 euros en la cafetería de la Cámara Baja

El bar del Congreso: un gin-tonic, 3,45 euros Por la cafetería de la Cámara Baja pasan cada día 1.200 personas

La Voz / Redacción

No se sirven cubatas en el Parlamento de Galicia. O Hórreo erradicó en el año 2007 por vía reglamentaria las bebidas de alta graduación de sus servicios de restauración. Sus señorías se privaron de brandis, ginebras, rones, whiskis, orujos y demás licores tras una pequeña tormenta política que se repitió cuando construyeron un comedor VIP en época de austeridad. Seis años después de aquel escándalo, sí los sirven en el Congreso de los Diputados. Y mucho más baratos que en la calle.

En Madrid es muy difícil tomarse una copa por debajo de 8 euros. Pero en la cafetería del Congreso sí será posible. Por un precio mucho más asequible. Y subvencionado: un gin-tonic de Larios costará 3,45 euros para sus señorías y sus invitados. Así lo dispone el pliego de condiciones para la concesión de los servicios de cafetería de la Cámara Baja para los próximos cuatro años.

El diario digital El Confidencialinforma sobre un documento aprobado el pasado viernes por la Mesa del Congreso de los Diputados que estipula 4.287.500 euros más IVA como presupuesto para un servicio abierto a los diputados, los trabajadores del recinto y las visitas. Y lo recoge el BOE.

Los servicios de restauración del Congreso serán muy completos. Cuentan con más de un centenar de productos (desayunos, menús del día, etcétera) a precio razonable. También contarán con una abundante bodega a precios más que competitivos. Diferentes tipos de ron, vodka nacional y de importación, cava y champán, licores variados (aunque excluyen el lícor café) pueblan una carta en la que es posible tomarse un vino de la casa por 1,15 euros y un Larios 1816 por 11,55; el «cubalibre más caro», el de ron Havana Club 7 años, cuesta 6,85 euros.

Los precios apenas sufren variaciones frente a los vigentes en la actualidad (se acuerdan del café de 80 céntimos de Zapatero, ahora vale 85)y, informa El Confidencial, deben mantenerse intactos hasta el 2015. La concesionaria no podrá actualizar el IPC hasta esa fecha. A cambio se lleva más dinero que en la actualidad. A partir de 2014 ganará cada año 1.050.000 euros más IVA. Un 17,4% más que en el ejercicio actual. Dará que hablar. Y es que la diferencia con los precios de mercado se cubrirá con un presupuesto que la Mesa del Congreso ha reservado para la subvención.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha defendido el régimen de precios limitados porque es el que se ha utilizado siempre y «ha funcionado bien». Por eso, ha pedido que no se saquen «las cosas de quicio» con este asunto. La Presidencia del Congreso que han negado que se subvencione con dinero público el consumo de alcohol en la Cámara y han remarcado que el pliego de condiciones de la contrata apenas ha sufrido variaciones con respecto al contrato vigente que presta el grupo Arturo Cantoblanco.

Escándalo en Ourense

La estabilidad del Gobierno local de Ourense se tambaleó en las últimas semanas porque se pagaba con dinero público -con cargo al presupuesto de los grupos municipales- la ingesta de bebidas alcohólicas de alta graduación. Tras varios cruces de declaraciones, presiones y maniobras, el caso aún sigue generando titulares para la indignación de la ciudadanía.

Votación
35 votos

El Congreso subvenciona los cubatas de los diputados y sus invitados