El exalcalde imputado por adjudicar obras a dedo: «Voume tranquilo»

Díaz Valiño, exregidor de Castro de Rei. dimite como concejal y diputado


Lugo / La Voz

Tras conocerse sus imputaciones en la operación Rei, el exalcalde de Castro de Rei, el socialista Juan José Díaz Valiño, presentó ayer su dimisión mediante un comunicado sencillo y breve en el que solo destacó una frase mediante texto en negrita: «Froito dunha profunda reflexión e a iniciativa propia».

A Valiño le atribuye la jueza Estela San José haber entregado una veintena de obras públicas a diversas empresas constructoras siguiendo un criterio de reparto que la jueza cree que obedece a criterios de interés particular y no general. Así lo deduce y argumenta la instructora tras escuchar numerosas grabaciones telefónicas de los años 2008 y 2009 en las que el por entonces alcalde de Castro de Rei habla con los concejales de su partido, con su socio de gobierno o con la secretaria municipal y debaten qué empresas se merecen unas obras antes que otras.

El exalcalde aseguró ayer en su comunicado que la decisión de dimitir y dedicarse de nuevo a la enseñanza ya se la comunicó al secretario general del PSOE en la provincia de Lugo y a otros miembros del partido el verano pasado. Explica que la dimisión se retrasó hasta ayer por su compromiso con el partido durante las elecciones gallegas y para terminar el proyecto anual en el área de obras de la Diputación de Lugo. Hay que recordar que Valiño perdió las pasadas elecciones municipales en Castro de Rei en favor del PP y pasó a ser concejal de la oposición, pero además era diputado provincial del PSOE y dirigía el área de cooperación con los ayuntamientos. Tenía además algunos cargos dentro del PSOE. A todo ello renuncia por motivos personales y familiares y desea incorporarse inmediatamente a la docencia, su profesión antes de entrar en política.

Valiño utiliza su comunicado para agradecer a su partido, a los concejales y diputados con los que trabajó, incluso del PP y del BNG, y a los ciudadanos de su municipio, el apoyo que dice que siempre le transmitieron. El único atisbo de protesta se observa cuando dice que su dimisión le permitirá afrontar con más tranquilidad su defensa «ante esta tan inxusta situación». Esta frase del exalcalde se explica porque en los últimos tiempos aseguró en varias ocasiones que cuando daba adjudicaciones a unas empresas u otras no era a cambio de dinero ni de beneficios para él, sino para intentar conseguir mejor trato y más obras para su municipio, según decía. Y así vuelve a quedar reflejado también en el comunicado cuando dice en su frase final: «Voume tranquilo porque os que me coñecen e traballaron comigo a través da actividade política son sabedores de que sempre defendín o interés público dos veciños».

Pocas reacciones

Ayer hubo pocas reacciones a su dimisión, tan solo el portavoz del PSOE en la Diputación de Lugo y compañero suyo dijo que conocía su intención desde el verano y que las opiniones personales que pudiesen tener sobre el asunto no procedía hacerlas públicas. El diputado portavoz, Manuel Martínez, dijo que su grupo respetaba la decisión de Valiño y pedía agilidad a la Justicia en el caso.

También se pronunció ayer el alcalde de Lugo, López Orozco, quien dijo de Valiño que «é unha persoa que traballou moito polo partido e polas súas ideas, polas ideas que compartimos». Aseguró que le sorprendió su decisión, pero que la respeta y que le desea lo mejor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El exalcalde imputado por adjudicar obras a dedo: «Voume tranquilo»